Presidente japonés adelanta elecciones ante una oposición debilitada

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, anunció este lunes la disolución de la cámara baja del Parlamento y la convocatoria de elecciones anticipadas el próximo octubre, y de esta manera afianzar su poder ante la debilidad opositora. 

Abe, que de salir reelegido afrontaría su tercer mandato consecutivo y se situaría entre los ministros nipones más duraderos, ha justificado el adelanto electoral en la necesidad de culminar su plan económico conocido como “Abenomics” y plantar cara a la amenaza creciente de Corea del Norte.

“Hace cinco años, logramos cambiar el Gobierno con el apoyo del pueblo y prometimos llevar a cabo una reforma económica”, dijo en rueda de prensa Abe, quien añadió que “ahora es el momento de ir más allá y aplicar las últimas fases para garantizar el crecimiento”.

Abe llegó al poder a finales de 2012, y si su partido, el Liberal Demócrata (PLD), vuelve a imponerse en los comicios (que seguramente se celebrarán el 22 de octubre), ganaría tiempo y legitimidad para la aplicación de medidas económicas, entre ellas el impopular incremento del impuesto sobre el consumo previsto para 2019.

Poco antes de anunciar la disolución de la Cámara Baja para el próximo jueves, Abe adelantó un plan de estímulo económico de 2 billones de yenes (14.972 millones de euros o 17.800 millones de dólares), que se financiaría con la subida del IVA e incluiría una ampliación de los servicios públicos e incentivos para la inversión empresarial.