5 detalles del acuerdo OPEP que el gobierno no quiere que se sepan

Venezuela, cuyos ingresos en divisas dependen en 96% de las exportaciones petroleras, respira ante la posibilidad de que el precio se recupere entre 7 y 10 dólares, según estimaciones de algunos analistas, aunque el tope está lejos de lo que el país necesita para cubrir sus necesidades.

La propuesta aprobada ciñe el recorte de producción a niveles de octubre y la medida se mantendrá durante el primer semestre de 2017.

Aunque los voceros del gobierno cantan victoria, la alegría podría toparse con la realidad cortoplacista. Aquí, el Estímulo expone 5 puntos que el gobierno no divulga y que podrían seguir afectando la liquidez para hacer frente a sus diversos compromisos:

1.- Venezuela admitió que produce menos crudo de lo que informa oficialmente. El acuerdo al que llegó la OPEP incluye una tabla donde se indica la cantidad de petróleo que cada país miembro reducirá donde se toma como referencia lo producido en el mes de octubre. De acuerdo con el último informe de esa organización Venezuela señaló que tenía una producción de 2,31 millones de barriles diarios, pero según fuentes secundarias era de 2,06 millones de barriles diarios. Este último dato fue el que se tomó como referencia para hacer la reducción.

2.- Un alza de los precios impulsará el regreso del fracking. Expertos del Citigroup dijeron al portal DW que un precio de 50 dólares por barril hace rentable de nuevo a la industria del llamado fracking (fracturación hidráulica de rocas). Si se reactiva la producción por este método en países como Estados Unidos, Canadá o Nigeria, la subida de los precios podría durar poco al incorporarse más producción.

3.- La producción de Venezuela ya venía en descenso. De diciembre de 2012 a octubre de 2016 (gobierno de Maduro) la producción ha caído 263.000 bpd, 11,3% desde 2,33 mbd a 2,06 mbd, de acuerdo a fuentes secundarias. El economista Luis Oliveros es del parecer que la cuota de reducción de Venezuela (95.000 barriles diarios) es el declive natural calculado para 2017.

4.- El acuerdo entra en vigencia el 1° de enero y por 6 meses. Esto quiere decir que los ingresos del petróleo que se venda en enero se recibirá efectivamente a finales de marzo, comienzos de abril, dado que los recursos se perciben efectivamente a los tres meses.

5.- Donald Trump puede ser un obstáculo. El presidente electo de Estados Unidos, que asume el cargo el 20 de enero se ha mostrado a favor de depender menos de las importaciones de petróleo y es un activo defensor del fracking, además de estar dispuesto a que se le de luz verde al oleoducto desde Alaska que el presidente Barack Obama vetó.

escort istanbul istanbul escort istanbul escort bayan

escort sakarya escort edirne escort kayseri escort konya escort ısparta escort bornova