A punto de cumplir 113 años El Impulso debió apagar sus rotativas

La amenaza del cierre se venía anunciando desde hace más de un año, sin embargo, a última hora siempre se superaba, hasta que llegó el 31 de diciembre de 2016, y se convirtió en realidad. A tres días de celebrar el 113 aniversario de su fundación, el diario El Impulso, el más antiguo del país, se vio obligado a apagar su rotativa por falta de insumos.

Pese a la esperanza de sus casi 200 trabajadores y de sus fieles lectores, que nacieron y murieron leyendo la historia del estado Lara en sus páginas, el papel nunca llegó y el periódico dejó de circular en los kioscos.

Ahora la seguridad de vida y alimentaria de los trabajadores dependen de unas hojas de papel y el límite es el 15 de enero. A partir de allí el destino y futuro del rotativo decano de Venezuela es incierto.

Los problemas para la obtención del papel periódico dependen única y exclusivamente del Complejo Editorial Alfredo Maneiro, ente creado por el Gobierno venezolano en mayo de 2013 para la importación y venta de ese material fundamental para los medios impresos.

Según el periodista y delegado sindical Francisco Vega Riera, “la situación que desde el pasado 31 de diciembre de 2016 modificó las condiciones de los trabajadores de esta casa editorial es originada por un tercero: el Complejo Editorial Alfredo Maneiro”.

“El patrono nos hace saber en las reuniones, que las comunicaciones con el Complejo Editorial Alfredo Maneiro para la adquisición y el despacho del papel se producen de forma escueta y poco clara”, agregó, al tiempo que explicó que la permanente incertidumbre sobre con cuánto papel se va a contar ha motivado reducciones en la paginación y ajustes en el tiraje hasta este punto al que se llegó al cese de circulación.

Los problemas para obtener los insumos fueron denunciados públicamente por la directiva del rotativo desde hace varios meses. En noviembre se advirtió sobre la gravedad del abastecimiento del papel, prácticamente escaso, hasta que a finales del mes de diciembre de 2016 se agotó la última bobina y el día 31 circuló la última edición impresa.

Un plan de contingencia se acordó entre directivos y trabajadores de la empresa para los próximos 15 días, con lo cual se busca garantizar la estabilidad laboral durante el lapso de dos semanas.

El acuerdo fue notificado el pasado lunes 2 de enero mediante un documento suscrito por el director de la El Impulso, arquitecto Juan Manuel Carmona, a la Inspectoría del Trabajo.

En la comunicación se detalla que “a la presente fecha, esta entidad de trabajo ha agotado de manera definitiva los inventarios de papel” y acto seguido se explica cómo será la forma de trabajar en los próximos 15 días del mes de enero.

“No obstante lo anterior, El Impulso se encuentra haciendo sus mejores esfuerzos para continuar sus operaciones, ratificando nuestro compromiso de seguir trabajando por el país y mantener informados a todos los venezolanos”.

La carta fue consignada por el gerente de Desarrollo Humano y Organizacional, Edward Rojas, quien estuvo acompañado por los delegados sindicales Francisco Vega Riera y Mariángel Durán.

escort istanbul istanbul escort istanbul escort bayan

escort sakarya escort edirne escort kayseri escort konya escort ısparta escort bornova