Alianza Nacional Constituyente promoverá un “gobierno de transición”

La activación de un proceso constituyente originario para la promoción de un gobierno de transición que busque la “reconciliación del país” se ha propuesto la Alianza Nacional Constituyente (ANC) al considerar que en Venezuela existiría un gobierno de facto presidido por Nicolás Maduro, luego que la Asamblea Nacional decretara que el Mandatario Nacional al parecer abandonó el cargo.

Doce organizaciones sociales y políticas conforman la ANC, entre las cuales se encuentran Opina, Copei, Fundación Propuesta País, Nuvipa y Fundación Alberto Adriani.

Blanca Rosa Mármol de León, magistrada emérita del TSJ, explicó que el poder originario “reside en el pueblo”, tal y como lo establece la Constitución, por lo que planteó que en la asamblea constituyente no debe participar ninguna “autoridad constituida” para el logro de sus objetivos.

Indicó que las diversas iniciativas activadas recientemente para lograr el cambio de gobierno han fracasado porque “había intervención de la autoridad constituida”. Refirió que la enmienda y la reforma constitucional que fueron propuestas en el Legislativo “murieron en el TSJ”, mientras que el referendo revocatorio “nació muerto porque el régimen así lo decretó desde el principio” con el respaldo del CNE.

La ANC se ha trazado como meta la recolección de 15% de firmas de los ciudadanos inscritos en el Registro Electoral, una cifra menor que la requerida para la activación del revocatorio.

Estas firmas serán autenticadas en el país, a través de las juntas activadores del proceso nacional constituyente que se constituirán en estados y municipios.

Luego se instalará un consejo nacional constituyente para la elección de los constituyentes y posteriormente el establecimiento de un gobierno de transición “y cambio de las cabezas de los poderes públicos”.

Para la magistrada “esta es la vía” para salir “de este comunismo importado de una isla fracasada”.

Subrayó que la oposición agotó todos los mecanismos establecidos en la Carta Magna, aunque reconoció que los poderes públicos no van a reconocer a la ANC, por lo que planteó que el pueblo debe “imponerse” como poder originario.

En cuanto a la Fuerza Armada Nacional, Mármol León “tendrá que ver de qué lado se pone; del lado de la Constitución y las leyes, o del lado del Presidente y del régimen de facto”.

Con este mecanismo, en su opinión, se accionaría el artículo 350 de la Constitución que indica que el pueblo venezolano “desconocerá cualquier régimen que vaya contra los derechos democráticos y contra los derechos humanos”.

escort istanbul istanbul escort istanbul escort bayan

escort sakarya escort edirne escort kayseri escort konya escort ısparta escort bornova