Guisos con gasolina y Casas de Cambio; escrito por @lodicetodo

Gerónimo Figueroa Figuera

CNP: 569

Cualquier método que adopte el gobierno para captar divisas para fortalecer las reservas internacionales son bienvenidas, sin embargo lo cuestionable es la forma como se implementen. El Nicolás anuncia que abrirá 11 bombas en las fronteras con Brasil y Colombia para vender gasolina a precios internacionales para combatir el contrabando.  Hasta allí la vaina pareciera que está bien, pero al  mismo tiempo se anuncia la apertura de 20 casas de cambio supuestamente para comprar y vender divisas, especialmente pesos colombianos, con poca transparencia que obliga a pensar que existe algún negocito para favorecer a alguien en particular como ya es costumbre en el régimen.

En ese sentido es importante precisar que ya el gobierno colombiano por intermedio del presidente Juan Manuel Santos y la Canciller María Angela Horguin, han dicho que por ahora no se abrirá la frontera para que carros colombianos puedan transitar libremente de Cúcuta a Táchira hasta tanto no estén seguros que el gobierno de Maduro en cualquier momento cierre la frontera dejando en el limbo el libre tránsito entre los dos países. El argumento del gobierno colombiano es que ya en Cúcuta hay suficientes bombas para abastecer de gasolina a los carros de Colombia.

El capitán golpista del 4 de febrero de 1992 y ahora gobernador del estado Táchira, ha dicho que del lado colombiano hay intereses para no permitir que carros puedan abastecerse en Venezuela porque están de acuerdo con las mafias que manejan el contrabando de combustible y que el propio gobierno venezolano tiene detectado por donde se produce el contrabando. Si el capitán Vielma Mora sabe por donde es que se va la gasolina venezolana de contrabando para Colombia, en vez de estar llorando porque el gobierno colombiano no abre la frontera lo que debe hacer es controlar esos pasos para evitar que los contrabandistas sigan operando.

Con relación a la apertura de 20 casas de cambio en la frontera hay mucha opacidad en cuanto al funcionamiento, los requisitos impuestos para comprar divisas son prácticamente incumplibles por cualquier venezolano que no esté bien enchufao en el régimen de Maduro y con la debida protección del capitán Vielma Mora en Táchira, sin embargo para vender divisas el único requisito es la cedula de identidad y tener los dólares o los pesos colombianos. Para comprar divisas es necesario entrar a una página web creada para tal fin, pero las personas que han intentado hacerlo no han podido porque está colapsada o simplemente porque no está operativa.

El negocito que algunos dicen es del capitán José Gregorio Vielma Mora quien se ha convertido en una especie de autoridad única en la región, consistiría en que las bombas de gasolina captarían los pesos colombianos y los llevarían a las casas de cambio para convertirlos en bolívares y luego los enchufaos que “reúnan” los requisitos y los que no los tengan pero si son enchufaos también podrán hacer las operaciones para comprar las divisas. Pero, eso no podrá ser mientras la frontera de Colombia para Venezuela este cerrada para los carros. Igualmente las casas de cambio tampoco recibirán divisas del gobierno simplemente porque no hay para eso.

En ese mismo orden, nadie que tenga dólares o pesos colombianos va ser tan pendejo para ir a una casa de cambio venderlos a 700 bolívares pudiendo venderlos en el mercado paralelo por encima de tres mil y hasta mas. Mas bien el negocio sería a quien se lo permitan, comprar dólares a 700 bolívares en las casas de cambio y venderlos en el mercado paralelo, o comprar cuatro pesos colombianos por un bolívar para luego vender un peso colombiano por 90 centavos de bolívar en el mercado paralelo. Un negocio redondo para los enchufaos.

En conclusión, si el régimen de Nicolás quiere combatir lo que  él llama la guerra económica y terminar con la escasez de productos, lo que debe hacer es unificar la tasa para comprar y vender divisas. Igualmente autorizar la apertura de casas de cambio en las principales ciudades del país para que los industriales puedan adquirirlos y utilizarlos para comprar materia prima en el exterior que les permita poner a funcionar el aparato productivo. De esa forma se empezaría a ganar la guerra económica que tiene Nicolás entre las cejas y los bigotes.

escort istanbul istanbul escort istanbul escort bayan

escort sakarya escort edirne escort kayseri escort konya escort ısparta escort bornova