Menos protagonismo y mayor efectividad; escrito por @lodicetodo

Gerónimo Figueroa Figuera

CNP: 569

La iniciativa del gobernador de Miranda Henrique Capriles de realizar manifestaciones relámpagos en algunos sitios si anunciar donde ni cuando, sin duda que es un cambio de estrategia en positivo de lo que hasta los momentos se había implementado desde la MUD con las marchas tradicionales anunciadas con mucho tiempo de anticipación con hora y fecha para realizar de un sitio a otro sin muchos resultados positivos, pero que según las estadísticas lo que han hecho es hacer crecer el  número de heridos, intoxicados con gases lacrimógenos y detenidos arbitrariamente por los cuerpos represivos del régimen de Nicolás Maduro.

La manifestación realizada el 24 de enero y liderizada por Henrique Capriles de PJ y Freddy Guevara de VP en la autopista Francisco Fajardo de Caracas, sin anunciarla previamente por la prensa como era la costumbre en tiempos recientes, de forma sorpresiva y convocada a punta de mensajes de textos por los celulares, causó un fuerte impacto y dejó como pajarito en grama a los cuerpos represivos de Nicolás Maduro y Vladimir Padrino López, quienes se quedaron con las ganas de reprimir con gases lacrimógenos y aumentar la lista de presos políticos.

En este caso la cantidad de ciudadanos asistentes aunque es importante no es determinante para lograr los efectos que se quieran. Sin duda la jornada fue buena porque mantuvo durante un buen rato paralizado el tránsito vehicular y los ciudadanos solo se retiraron cuando olieron que venían los esbirros a reprimir.

Sin embargo, a pesar de haber sido buena es necesario que esas acciones sean acogidas por la totalidad de la MUD para ser implementadas en los 350 municipios del país. Es necesario poner en movimiento por esa vía a la gran mayoría de los venezolanos queremos que Maduro se vaya.

Hagamos un ejercicio y cerremos los ojos por un momento e imaginemos la acción realizada el 24 de enero en la autopista Francisco fajardo de Caracas, repetida simultáneamente en todos los rincones del país, en esa Venezuela profunda donde el hambre y la miseria golpea sin piedad a los habitantes abandonados por el estado, sin ninguna duda el régimen no tendrá policías ni guardias para reprimir a la misma hora en tantos sitios.

Siempre hemos dicho, por experiencia con familiares que viven en diferentes ciudades, que en Caracas haciendo colas de 12 horas o comprando a los bachaqueros por seis veces más por el precio establecido, se consiguen algunos productos alimenticios para medio comer, pero en la Venezuela profunda no se consigue nada.

Cuando hacemos un recorrido mental por las carreteras de Venezuela podemos comentar que  después de la población del guapo vía Oriente, Los Llanos y Suroriente, así como después que se pasa de tazón hacia Occidente y los Andes, no se consigue nada sencillamente porque el régimen de Nicolás Maduro se preocupa fundamentalmente para que los productos alimenticios se vean en Caracas.

En esa Venezuela adentro y  olvidada que solo la recuerdan en las campañas electorales, lo que hay es el hambre parejo y muchos niños que mueren por desnutrición y cuyas estadísticas no son divulgadas por el ministerio que no garantiza la salud.

Afortunadamente Henrique Capriles y Freddy Guevara decidieron hacer realizad lo que en teoría ellos mismos muchas veces han pregonado diciendo que es el pueblo quien debe ser el protagonista para recuperar la institucionalidad en el país.

Es necesario que el liderazgo de los partidos políticos que integran la MUD, asuman que lo prioritario es sacar de raíz al régimen de Nicolás Maduro y no los proyectos individuales o partidistas por muy justos que sean. Es necesario recuperar el país y convertirlo en vivible para que las nuevas generaciones no estén pensando en abandonarlo por no tener futuro.

En esto queremos ser muy responsables para pedirle a la dirigencia nacional, regional y local, que las protestas deben ser organizadas de forma pacífica y unitarias, donde no haya zancadillas o codazos para el pescueceo con la intención de hacer campañas electorales individuales o partidistas.

Es necesario que el ciudadano común e independiente, que en definitiva es la gran mayoría de los venezolanos los perciba, los perciba que están en unidad. Eso sin duda regresaría un poco la confianza perdida con motivo de ciertos errores cometidos. Hay que hacer honor a la filosofía que errar es de humano y rectificar es de sabio.

Los venezolanos necesitamos a la MUD y la MUD necesita a los venezolanos. Como diría ese gran presidente, “manos a la obra”.

escort istanbul istanbul escort istanbul escort bayan

escort sakarya escort edirne escort kayseri escort konya escort ısparta escort bornova