Centenares de personas protestaron este domingo en aeropuertos de Florida en Estados Unidos (EE.UU.) contra el veto temporal a la entrada de refugiados y de ciudadanos de siete países de mayoría musulmana decretada por el presidente estadounidense, Donald Trump.

Las diferentes protestas rechazan el decreto que suspende también la concesión durante 90 días de visados a siete países de mayoría musulmana con historial terrorista como Libia, Sudán, Somalia, Siria, Irak, Yemen e Irán, hasta que se establezcan nuevos mecanismos de escrutinio.

En el aeropuerto de Orlando, en el centro de Florida, unas 500 personas, según la Policía local, se manifestaron contra las medidas ejecutivas, en una protesta sin incidentes ni detenidos.

Trump defiende su veto

Por su parte, el presidente estadounidense defendió este domingo su veto, pese a las protestas protestas que ha provocado dentro y fuera del país norteamericano.

Pese a críticas de líderes internacionales, legisladores demócratas y republicanos, ni el presidente ni su administración han mostrado signos de dar marcha atrás.

«Nuestro país necesita fronteras sólidas y un escrutinio extremo, AHORA. Miren lo que está sucediendo en toda Europa y, ciertamente, en el mundo – ¡un lío terrible!», afirmó Trump en un mensaje publicado en su cuenta personal en la red social Twitter.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) insistió este domingo  en que aplicará la orden de Trump, pero aseguró que «cumplirá los mandatos judiciales».

Trump recibió también reproches de dos influyentes senadores republicanos, John McCain (excandidato presidencial) y Lindsey Graham, que afirmaron este domingo que el decreto envía el mensaje de que «EEUU no quiere que los musulmanes vengan a nuestro país».