Divide y empobrece lo que toca. Ofertas Engañosas; escrito por @rvjuandedios

Juan de Dios Rivas Velásquez /

¿Han muerto en Venezuela los liderazgos positivos? La gente de a pie tartamudea cundo se le pregunta… ¿Deme el nombre de un líder positivo?  Es evidente la confusión porque nadie en el gobierno pega una y los que se apropiaron de la oposición  -MUD “G4”/AN- dejaron el año pasado un contundente rechazo en los venezolanos con sus ofertas “engañosas” de que Maduro se iba en seis meses y que habría referendo revocatorio. Para luego ir raudos a sentarse a escondidas en república Dominicana, aupados por expresidentes tarifados por el PSUV/Maduro, para negociar “sin escrúpulos” como era que salvarían a los “compinches que les proveen los dólares a bolívares diez y seiscientos” del repudio mayoritario de los venezolanos indignados, arrechos y empobrecidos.

Solución “maquiavélica” una mesa de diálogo “pantomima politiquera para que se callera el revocatorio” y el régimen respirara tranquilo y siguiera la conchupancia, el colaboracionismo y la simulación “como sea”. Resultado no hubo elecciones, se saltaron a la torera la constitución y extendieron “ilegítimamente” el mandato de gobernadores, los dos alcaldes metropolitanos, los diputados a los consejos legislativos y los concejales metropolitanos de Caracas y Alto Apure. Ahora el desgobierno es total y los poderes no tiene legitimidad moral de origen y política para actuar y decidir, cuando lo hacen “con su polarización diabólica” impulsan el enrredo, antagonismo, caos y desastre político, económico y social para someter y esclavizar al pueblo. El liderazgo PSUV/MUD es responsable del Estado fallido.

Hoy situar a los personeros de la mala política y hostilidad del gobierno y a la colaboracionista oposición como el meollo mismo de la definición del político, equivale a incapacitar a la política para la asunción de los valores del derecho y por tanto de la política ética en su desarrollo. Los del PSUV/MUD son la inmoralidad más pervertida de la política.

No se construye un plan de salvación nacional, como país, cuando todos saben “o simulan” oponerse y ninguno llevar a cabo acuerdos inteligentes y transparentes para la realización de un proyecto común. Nuestros líderes saben discrepar demagogicamente, pelear por el poder entre ellos, dentro y fuera de sus propios partidos, saben dividir y restar; no sumar ni multiplicar, ya no les interesa un contrato social que empodere al ciudadano y libere a Venezuela de la miseria y pobreza.

El concepto filosófico de la ciudad estado, antes que producir bienestar material, era generar hombres virtuosos que supieran gobernar para que el pueblo fuera feliz con paz, trabajo y bienestar. Nosotros hoy carecemos (con contadas excepciones) de un liderazgo capaz de generar la solidaridad nacional y el bien común que necesitamos con urgencia. El mal gobierno no permiten que el país logren el crecimiento sostenido con bases democráticas (ahora pretenden eliminar a los partidos políticos). Hoy abundan los líderes negativos por causa de herencias culturales históricas, pactos corrompidos, caudillismo, mala educación y complejos psicológicos. En la forma de legislar y sentenciar hoy se marca el inicio de la corrupción y de la producción de leyes absurdas.

Por no saber o no querer producir la calidad de leyes que el plan del país requiere y la gente reclama; ejemplo, en la asamblea nacional reposa un proyecto de Ley del Sistema de Seguridad Social de Jubilados, Pensionados y Adultos Mayores, el cual fue introducido el 29 de febrero del 2016 por La Fundación Instituto de Previsión Social de Jubilados y Pensionados de Venezuela “INPRES JUBILADOS Y PENSIONADO”. Eso para la anterior Directiva de la Soberana Asamblea Nacional no fue importante. Dios y la Patria los juzgaran.

Venezuela se encuentra atascado en los intereses “corruptos y voraces” de grupos de poder político, FANB y mafias con una burocracia pervertida en el guiso y prevaricación. Derecho y política seguirán en un reparto de parcelas en el mejor de los casos caminos paralelos, pues no se encuentran sus intereses codiciosos, en el sentido de que lo inteligente y lo justo genere al bien común para que el pueblo no solo viva mejor sino sea mejor. Mejora material, cultural, educativa, moral y espiritual tienen que ir de la mano para tener orden, justicia, inversión, producción abundante, precios justos y calidad de vida. Solo así se pondrá fin al bachaqueo, buhonerismo y pobreza.

Los líderes que carecen de conocimientos, moral, ética, visión y carácter no pueden inspirar a los equipos, motivar el rendimiento o crear un valor sostenible. El trabajo de un líder experto consiste en alinear la organización en torno a una visión clara y alcanzable. Esto no ocurre cuando un ciego guía a otro ciego. Un líder que carece de virtudes, carácter o integridad no soportará mucho tiempo. No importa lo inteligente, afable, populista, charlatán, demagogo, persuasivo y la astucia que tenga. Solo daña hasta que lo deja el soberano. ¡Solo el pueblo salva al pueblo!

escort istanbul istanbul escort istanbul escort bayan

escort sakarya escort edirne escort kayseri escort konya escort ısparta escort bornova