Garza: Estamos viviendo la segunda etapa de una dictadura «suave»..

Martín Garza resaltó que el referéndum revocatorio brinda la posibilidad de frenar la crisis
Karinna Pérez 
Tinaquillo, 20 de febrero.- «Poco a poco hemos detenido el proceso de desarrollo económico, hasta tocar las puertas de una dictadura suave», fueron parte de las declaraciones de Martín Garza dirigente del partido Primero Justicia (PJ) en Cojedes.
De igual manera resaltó  que los ciudadanos han perdido los derechos fundamentales como la alimentación, salud, vivienda, educación y hasta la recreación al tiempo que alegó que ya no hay producción en el país y dentro de poco no habrá ni meridanos ni pequeños productores debido a que el Estado también les está dando la espalda.
Asimismo Garza recordó que el Gobierno entre sus múltiples errores se valió de la nobleza de los campesinos que se dedicaban a producir para prometerles un «milagro» con la activación de las diferentes misiones provocando de esa manera que los campos productivos quedarán solos, medida que contribuye también a la escasez destacando de esa manera que el Gobierno con los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) pretende borrar todo el desorden, corrupción y exclusión, con el carnet de la Patria.
«Venezuela participa en una especie de dictadura suave porque aun podemos declarar a los medios de comunicaciones, llamar a las radios y escribir en las redes sociales, sin embargo, ya estas herramientas de información, poco a poco las están moldeando, para ocultar las verdades por un simulacro donde todo esta chevere», agregó Garza quien por cierto en el caso de Cojedes fue uno de los fundadores de PJ.
Por otra parte el Entrevistado hizo mención al comportamiento sujetado a los caprichos del Gobierno del Consejo Nacional Electoral y del Tribunal Supremo de Justicia quienes a su juicio, con sus posiciones debilitan la Constitución motivando de esa manera que el sector opositor se declare en rebeldía.
 «Es triste reconocer que existe un gran porcentaje de la población, que aún no ha entendido que en 18 años,  estos gobernantes no entregarán el poder si el llamado lo hacemos desde la comodidad de la cama y computadora», alegó Garza en sus declaraciones finales.