Dramática historia de una tinaquillera que vendió algunas de sus pertenencias para poder ir a Colombia y comprar medicinas

Karina Pérez

Tinaquillo, 23 de febrero.- El desespero de las personas en encontrar medicamentos sigue siendo un factor muy preocupante entre la sociedad venezolana y Tinaquillo, no se escapa de esa realidad donde a diario se conocen de casos donde personas se han visto en la obligación de dejar sus trabajos, casas y hasta familia para salir del país y comprar determinado tratamiento.

En él sector Brisas del Río en Juan Ignacio Méndez fue posible conversar con la señora Rosio Perico quien tuvo que vender «de todo un poquito» para poder completar el dinero que necesita para el pasaje y poder irse a Colombia en busca del tratamiento que dos de sus hermanos necesitan por el resto de sus vidas.

En el porche de su casa que con sacrificio remodeló la señora Rosio contó que espera no tener la necesidad de venderla para poder seguir resolviendo y poder comprar los medicamentos al tiempo que indicó que las pastillas que necesitan y no consiguen en Venezuela se llaman Dolquina indespensables para las personas que sufren de Artitris como su hermana que no alcanza a tener los 50 años de edad  quien también vive en Tinaquillo y uno de sus hermanos que vive en el estado Mérida.

«Este fin de semana debo irme a Colombia, necesitamos resolver y al menos comprar medicinas para cuatro meses», destacó la señora Rosio quien aunque tiene a sus hijos grandes alegó que le pesa dejarlos al igual que a sus nietos pero es la única manera en que pueden solventar la situación.

Asimismo contó que tiempos atrás su hermano que tiene años padeciendo la enfermedad recibía el tratamiento por el Hospital Universitario de Los Andes pero hoy en día en ese centro de salud tampoco se consigue por lo que, a su hermana le ha tocado enfrentar su patología de una manera más dramática ya que apenas hace un mes que se la diagnosticaron y no ha podido conseguirlas.

«Por fortuna tenemos una sobrina es España que nos mandó el tratamiento para resolver en una primera instancia pero no es la idea, porque el día en que no nos la pueda mandar quedamos en el aire porque sencillamente en nuestro país no lo conseguimos» agregó esta dama que mostró estar resignada pero quien dijo que a pesar de toda la crisis deben tratar de mantener la Fe en Dios al tiempo que informó desconocer para que tanto le pueden alcanzar los bolívares que con mucho sacrificio consiguió para poder viajar hasta el vecino país como lo es Colombia.