Henry Ramos Allup: Zángano de Tareck pidió al régimen que no nos dejaran llegar a la Defensoría

Caracas, 07 de abril 2017.- Ante la represión de la que centenas de venezolanos fueron víctimas este  jueves, en su intento por llegar a la Defensoría del Pueblo para ejercer su derecho de petición en lo referente a la destitución de los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia,  el diputado Henry Ramos Allup denunció que “es la demostración más palmaria de que este régimen no es democrático” y que la violencia desatada por parte de los cuerpos de seguridad fue solicitada por el Defensor del Pueblo, Tareck William Saab.

“¿Cómo hubiera procedido un régimen democrático ante la solicitud absolutamente cívica de un grupo de ciudadanos que querían dirigirse al Defensor del Pueblo?… Un gobierno democrático lejos de reprimir permite y hasta garantiza que los ciudadanos pudieran cumplir con el derecho de petición, que es un derecho constitucional. Ese zángano que lo único que defiende es a este régimen de narco corruptos del que él forma parte, fue uno de los cómplices de que aquí se desatara la represión”, aseveró.

Según Ramos, “fue él (Tareck William Saab) quien le pidió agónicamente a su régimen narco corrupto que nosotros no pudiéramos llegar a la Defensoría a aplicar el derecho de petición que consagra la constitución”, y destacó que el rol que ha ejercido la oposición venezolana –que a su juicio representa la mayoría a escala nacional- es de portavoz del respeto de los Derechos Humanos y del respeto y uso correcto de la Constitución.

“Qué otra cosa hemos pedido los opositores -que somos la inmensa mayoría de este país- sino que se aplique la Constitución, que se destituyan eso magistrados indignos que, en vez de ser magistrados, estarían presos si aquí hubiera verdadera administración de justicia, porque están incursos en muchos delitos contra la Constitución y son sostén de un gobierno forajido que ha quebrantado el orden democrático”, alegó.

Finalmente, en cuanto a las amenazas y agravios que ha recibido diferentes dirigentes opositores por parte del gobierno nacional, explicó que el gobierno busca abrir procesos en juzgados militares que, por obediencia jerárquica, están subordinados al primer mandatario, Nicolás Maduro, por lo que calificó al régimen de pandilla y de “delincuentes que no pueden poner un pie fuera de Venezuela porque los agarra la justicia internacional”.

“Si están creyendo que descabezando a la oposición, victimizando a sus dirigentes van a acabar con la oposición, pues que no pierdan el tiempo. Somos diferentes a ellos. Aquello es una pandilla, esto es un contingente humano. Una pandilla se extingue agarrando a los capos, a nosotros nos podrán detener, enjuiciar, perseguir y atropellar de mil maneras, pero por cada dirigente desplanchado de la oposición, van a aparecer decenas”, puntualizó.