Cabello desmiente a Smolansky y asegura que «humo rojo» no es tóxico

El primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), aseguró la noche de este miércoles que el «gas tóxico» color rojo denunciado por el alcalde David Smolansky, es «una cortina de humo que no tiene efectos en el ser humano».

Durante su programa televisivo de «Con el mazo dando», número 152 el también diputado por la Asamblea Nacional (AN), desmintió las denuncias del alcalde de El Hatillo, David Smolansky, quien en las pasadas movilizaciones de la oposición aseguró que efectivos de seguridad habrían utilizado «armas químicas» en contra de los manifestantes.

«Ese tipo de granadas de humo se usa para que los funcionarios avancen en la dispersión (…) es una cortina de humo que no tiene efectos en el ser humano», dijo. 

Asimismo, el parlamentario aseguró que la denuncia de Smolansky básicamente es un llamado a la comunidad internacional para intervenir a Venezuela.

Con respecto a las denuncias que se dieron a conocer por parte de los manifestantes sobre el lanzamiento de bombas lacrimógenas desde helicópteros, Diosdado Cabello aseveró que «es absolutamente impensable que alguien pueda manipular una bomba lacrimógena» desde dicho medio.

Cabello estuvo acompañado del ministro para las Comunas, Aristóbulo Istúriz, quien también condenó y lamentó los hechos violentos que se han desarrollado en las movilizaciones de la oposición.

De igual manera, de forma conjunta comentaron los hechos del pasado 11, 12 y 13 de abril de 2002, los cuales –a su juicio– se repiten 15 años después por los mismos protagonistas.