La pianista y cantante canadiense Diana Krall ofreció en París un adelanto de su nuevo álbum, “Turn up the quiet”, en un concierto exclusivo que sirvió para rendir tributo a su productor Tommy LiPuma, fallecido el pasado marzo. Ante unos 250 espectadores, la voz ronca y cálida de Krall interpretó, por primera vez en directo, temas de “Turn up the quiet” (“Aparezca la tranquilidad”), lanzado el pasado 5 de mayo y cuya gira mundial comienza en junio. Clásicos del jazz como Chat Baker (“Isn’t It Romantic”), Nat King Cole (“Love”) o Cole Porter (“Night and day”) resonaron en el mítico Theatre Dejazet parisino, el mismo emplazamiento en el que llegó a tocar Mozart ante la reina María Antonieta cuando era un local dedicado al juego de palma. Ataviada con un elegante y riguroso vestido negro y acompañada de su indomable melena rubia, Krall, de 52 años, se emocionó en el final del recitar, cuando evocó a su amigo y productor Tommy LiPuma, fallecido en marzo y con el que trabajó los últimos 25 años. La canadiense, acompañada de contrabajo, batería, guitarra y violín, le dedicó “They Can’t Take That Away from Me”, de George Gershwin y Ira Gershwin. “Te veré en mis sueños”, finalizó en su estribillo de Krall, quien no pudo contener las lágrimas en el sentido homenaje. EFE

La nueva entrega de “Piratas del Caribe”, la quinta película de la saga, realizó el jueves por la noche su estreno mundial en el parque Disney de Shanghái, con la presencia de los actores Johnny Deep, Orlando Bloom y Javier Bardem.

La prensa local publica hoy fotografías en las que aparecen estos intérpretes saludando a los centenares de fans que acudieron al recinto para ver por primera vez “Piratas del Caribe: la Venganza de Salazar”, con las nuevas aventuras de Jack Sparrow.

La cinta pasó así a formar parte del corto listado de películas estadounidenses que se muestran en China antes que en cualquier otra parte del mundo, como fue el caso de “Point Break” o “Iron Man 3”, en un país que protege a las producciones domésticas limitando la entrada de filmes extranjeros.

China va camino de superar a Estados Unidos y convertirse en el mayor mercado mundial del séptimo arte, por lo que las productoras cada vez tienen más interés en este gran país asiático.

“Piratas del Caribe: la Venganza de Salazar” narra la lucha entre el capitán Jack Sparrow (Deep) y los piratas fantasma dirigidos por el capitán Salazar (Bardem), que están determinados a matar a cada pirata del mar.

El parque Disneyland de Shanghái está a punto de celebrar su primer aniversario. Inaugurado el año pasado, es el segundo centro recreativo que Disney construyó en China, tras el de Hong Kong, y el sexto del mundo (hay dos más en Estados Unidos, uno en Francia y otro en Japón).

Su construcción costó 5.500 millones de dólares y con él la factoría de los sueños se propuso aumentar su presencia en el mercado chino, uno de los más suculentos en el sector del cine y el entretenimiento.

EFE

escort istanbul istanbul escort istanbul escort bayan

escort sakarya escort edirne escort kayseri escort konya escort ısparta escort bornova