Desayunar, almorzar y cenar en la calle cuesta Bs. 58.300 diarios

La inflación se sienta en la mesa de los venezolanos y consume el presupuesto familiar. Adquirir los productos para preparar desayuno, almuerzo y cena, solo de un día, significa una inversión de 58.300 bolívares, equivalente a 23% del salario integral de 250.531 bolívares.

Platos como pabellón, arroz con pollo, albóndigas, chuletas o bistec con arroz y ensaladas ya no protagonizan los comedores. “Cada vez es más difícil diseñar los menús para mi familia compuesta por mi esposo, dos hijos adolescentes y yo”, contó María Ruiz, ama de casa.

En un recorrido por los mercados de Quinta Crespo y Chacao, comercios y automercados en el centro y este de Caracas, los consumidores manifestaron preocupación ante la subida constante de los precios de los alimentos.

Al comparar la segunda semana de noviembre de 2016 con igual lapso del presente mes, se observa que el valor promedio del kilo de pollo entero aumentó 274,3%; de la carne de res 375% y de la chuleta de cochino y ahumada 267,5%. Tales montos descuadran el presupuesto familiar y comprometen el consumo de proteína, uno de los rubros más costosos.

Entre la segunda semana de noviembre de 2016 y la segunda semana de agosto, el kilo de pollo pasó de 3.900 bolívares a 14.600 y de carne (mechar, guisar y molida) pasó de 5.300 a 25.200 bolívares, mientras que el de la chuleta de cochino se movió de 6.000 a 29.400 y el kilo de ahumada pasó de 8.000 bolívares a 35.950 bolívares.

“Preparar un arroz con pollo es solo para las grandes ocasiones, si acaso. Lo mismo pasa con el bistec, las chuletas y las albóndigas porque su acompañante es el arroz y está carísimo”, expresó María Ruiz. El costo de mercado del cereal premium en noviembre pasado era de 2.750 bolívares, pero ahora es 18.500 bolívares y una familia de 4 miembros consume 2 tazas (medio kilo de arroz) en una comida.

Hacer un pabellón para 4 comensales implica gastar ahora 23.348 y para hacer un arroz con pollo se requieren 17.705 bolívares, lo que en noviembre de 2016 costaba 250% menos.

La pasta boloñesa también resulta costosa porque 4 porciones significa gastar, solo en la carne 10.080 bolívares y 6.000 bolívares en medio kilo de pasta. Gladys Gutiérrez, ama de casa, se queja de que el kilo de bistec vale 25.450 bolívares) y de milanesa de pollo 23.750 bolívares.

El pescado tampoco es una opción. El kilo de atún fresco cuesta 27.980 bolívares y un lata de 250 gramos ronda los 7.300 bolívares.

escort istanbul istanbul escort istanbul escort bayan

escort sakarya escort edirne escort kayseri escort konya escort ısparta escort bornova