Corte Suprema salvadoreña deja sin efecto órdenes de detención contra militares

La Corte Suprema de El Salvador anunció este martes que dejó sin efecto las órdenes de detención contra 17 militares requeridos por un juez español por su implicación en el asesinato de seis sacerdotes jesuitas y dos mujeres en 1989, en medio de la guerra civil en ese país.

«Se advierte que las órdenes de captura giradas en contra (de los militares) han perdido su eficacia dentro del territorio nacional», señaló la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) en una resolución sobre un recurso a favor de los militares.

El tribunal consideró que «carece de sentido práctico y jurídico» que la policía detenga a los militares «cuando ya conocen que la CSJ ha dictaminado que no resulta procedente la extradición» a España.

La matanza de los seis jesuitas -cinco españoles y un salvadoreño- y las dos colaboradoras fue perpetrada por militares en el campus de la jesuita Universidad Centroamericana (UCA) el 16 de noviembre de 1989, en medio de la guerra interna de doce años (1980-1992) en el país.

En enero de 2016, la justicia española solicitó el arresto con fines de extradición de 17 militares retirados por su presunta vinculación con la masacre.

De los militares requeridos por la justicia española, solo cuatro fueron detenidos en El Salvador en febrero de 2016, mientras que los restantes quedaron prófugos.

En agosto del año pasado, tres de los detenidos por las autoridades fueron liberados luego de que la CSJ negó extraditarlos a España.

Únicamente el coronel retirado Guillermo Benavides permanece en prisión, pues un juzgado determinó que debía terminar de cumplir la condena de 30 años de prisión que le fue impuesta en 1992 por el asesinato de los jesuitas.

Benavides había recobrado la libertad en 1993 tras la aprobación de una ley de Amnistía, la cual fue declarada inconstitucional por la Sala de lo Constitucional el 13 de julio de 2016.

A finales de mayo pasado, la UCA pidió al presidente Salvador Sánchez Cerén, conmutar la pena de 30 años de cárcel a Benavides, un proceso que aún está pendiente de resolverse.

Otro de los requeridos por España, el coronel Inocente Orlando Montano, se encuentra detenido en Estados Unidos y recientemente un juez federal de Carolina del Norte declaró que es procedente su extradición a España.

escort istanbul istanbul escort istanbul escort bayan

escort sakarya escort edirne escort kayseri escort konya escort ısparta escort bornova