Alerta mundial por la muerte de corales

Los corales son una de las formas más antiguas de vida. Tienen unos 500 millones de años. Parecen plantas, a veces piedras, pero son animales. Su existencia en el lecho marino es posible gracias a un alga de tamaño microscópico, la zooxantela, que constituye la mayor parte de su alimento. Tienen con ella una relación simbiótica, íntima. Pero cuando el agua está más caliente que de costumbre, los corales las expulsan de sus cuerpos, como si fuera un vómito. Se enferman. Pierden sus colores. Se vuelven blancos. Al cabo de un tiempo, si persisten los factores de estrés, mueren.

Alerta mundial por la muerte de corales

El equipo de filmación de Chasing Coral.

En los últimos tres años, el 72 por ciento de los corales del mundo sufrieron este dramático blanqueamiento. Con ellos, también desaparece la maravillosa biodiversidad que los rodea: peces de colores más llamativos, tortugas, anguilas… Un mundo mágico, de repente, no tiene más hogar.

El blanqueamiento de corales es una cara poco conocida del cambio climático. No había ocurrido nunca hasta 1998. Entonces, el 16 por ciento de los corales terminó muriendo. Ahora, acabamos de emerger del tercer proceso de blanqueamiento, y los expertos de la National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA), un organismo científico del gobierno de los Estados Unidos, dicen que el daño que se produjo durante el evento pudo haber sido tan grande o peor que el registrado durante el primero. Y esto es tremendo no sólo porque se esfuma la vida; también el sustento de millones y millones de personas: las barreras coralinas albergan el 25 por ciento de la biodiversidad marina del planeta.

Jeff Orlowsky es testigo directo de este fenómeno inquietante. Es el director de Chasing Coral, una película que se estrenó recientemente en Netflix. Se trata de un documental infrecuente sobre lo que está sucediendo en los océanos. Orlowsky propone una expedición a un mundo desconocido, que parece infinitamente lejano a nosotros y que, sin embargo, está muy relacionado a nuestras vidas. La emisión de gases que calientan el clima es la razón por la cual los corales tienen fiebre. La Unesco ya lo acaba de advertir: si no se controla la suba de la temperatura planetaria, las grandes barreras coralinas no podrán sobrevivir el siglo XXI. En un escenario de una suba de la temperatura mayor a 1,5 grados respecto de la era preindustrial, están condenadas.

Alerta mundial por la muerte de corales

Corales luego de sufrir una crisis de «blanqueamiento» por el aumento de la temperatura del agua.

Orlowsky es autor de otra película que se convirtió en un ícono del movimiento ambiental y la comprensión del calentamiento global: Chasing Ice. En ella, documenta la radical transformación del paisaje de Groenlandia, que tiene el segundo cuerpo de hielo más importante del planeta. Pero si el hielo había sido hasta ahora la metáfora del calentamiento climático, el documental de los corales aporta un nuevo elemento visual a la narrativa de un mundo en vertiginoso cambio.

“Mucha gente tiene el hielo como metáfora del calentamiento global, pero hay escépticos que piensan que el derretimiento de los glaciares no son una respuesta a una crisis climática. Sabemos que hay ciclos naturales que provocan la ablación de los glaciares, aunque los cambios que están ocurriendo no encajan con esto. Los corales, sin embargo, ofrecen una narrativa diferente. Lo que les está pasando es muy anormal. Si la gente ve esto se da cuenta de que no tiene ni remotamente que ver con un ciclo natural. Entonces, tal vez haya una oportunidad de tener una nueva historia visual que pueda ayudar a que se entienda lo que está sucediendo”, indica Orlowsky en una entrevista con Viva.

Si todo el mundo ve los efectos del cambio climático, ¿por qué es tan difícil comunicarlo?

Creo que hay mucha ciencia confusa sobre el tema. Y que la gente está genuinamente perdida. Hay mucha desinformación. Y la persona promedio, que no se dedica a la ciencia, escucha muchos debates contradictorios y no sabe en quién confiar. Muchas cosas relacionadas con la ciencia tienen que ver con gráficos, números y proyecciones. El calentamiento global no es una cosa intuitiva para la mayoría de las personas. Por eso, lo que hemos tratado de hacer es de ponerlo en imágenes. Visualizarlo. Mostrarlo de una manera muy simple para que lo entienda cualquiera.

Aventura en los mares tropicales. Chasing Coral arranca con la historia de un publicista inglés que ama el buceo y que un día dejó de encontrar en sus viajes a una criatura que adoraba en el mar: una especie de dragón alado, de color rojo. Entonces, él se da cuenta de que se conoce más el espacio que las profundidades de océanos. Y ahí se empieza a contar la crisis del blanqueamiento de los corales. Un equipo de fotógrafos y de amantes de los corales se propone dejar cámaras junto a distintas barreras coralinas para documentar el proceso. La tarea, obviamente, no será sencilla.

Uno de los momentos más duros de la película es cuando un experto australiano en corales, John “Charlie” Veron, le dice a un admirador suyo veinteañero, que él tiene suerte de ya no ser joven. Lo afirma por el insoportable nivel de destrucción que registra la Gran Barrera de Coral, en Australia.

Los océanos han absorbido gran parte del exceso de calor de la atmósfera, así como el dióxido de carbono que venimos quemando desde que se inventó la máquina de vapor. Eso ha producido un doble efecto: tanto la suba de la temperatura del agua como su acidificación. Esto destruye a los animales que tienen esqueletos externos, como los corales.

“Este proyecto ha sido de gran aprendizaje en dos frentes: demuestra que la realidad del cambio climático es mucho peor de lo que la gente piensa y, al mismo tiempo, que existe tecnología para mitigar el problema. No va a ser fácil. Es un gran desafío. Pero podemos prevenir que suceda lo peor”, cuenta Orlowsky.

¿En qué otros aspectos del cambio climático debemos pensar?

Estamos viendo a los océanos cambiar drásticamente. Y eso es una de las cosas más increíbles. El mar es la línea de fuego del cambio climático. Hay una distinción entre capturar y contar historias sobre cómo el planeta está cambiando versus la acción que necesitamos tomar. Necesitamos ir más allá de lo que un sólo individuo puede hacer. Tenemos que ser conscientes de nuestras acciones individuales con la intención de cambiar un sistema más grande. Pero debemos lograr un masivo vuelco de poder en nuestras sociedades. Y pronto.

¿Cuáles son las lecciones para la gente que quiere comunicar cambio climático y no tiene éxito?

El objetivo es relatar el cambio climático de la manera más entendible posible. Con este documental queríamos que la gente se enamorara de las barreras coralinas y que entendiera por qué son tan mágicas y por qué están bajo semejante amenaza. Queríamos mostrar toda la trayectoria. Llevarlos a un viaje de descubrimientos. Que vieran por qué son tan importantes para que les importen un poco más. Es difícil que las personas se preocupen sobre cosas que no conocen o no entienden. Los glaciares son bastante difíciles de procesar. Es importante que todos puedan relacionar los cambios que están ocurriendo con su experiencia. Y hacerlo de la forma más local posible.n [email protected]

escort istanbul istanbul escort istanbul escort bayan

escort sakarya escort edirne escort kayseri escort konya escort ısparta escort bornova