Medicina naturista, remedio a la escasez

Hasta no hace mucho la medicina homeopática en Venezuela no representaba una alternativa convincente de la medicina general para muchos venezolanos. Cuando los criollos tenían para escoger, optaban por su médico de cabecera e iban a las farmacias regulares con el récipe en mano.

Hoy, aunque se crea paradójico, la situación económica ha “volteado la tortilla” para la medicina naturista, posicionándola como un salvavidas ante los altos costos y escasez de medicinas.

Mayor valoración. En opinión del médico homeópata José Ortega, actualmente este ramo ha ganado mayor aceptación tanto dentro del gremio medicinal como en la población venezolana.

«Anteriormente se decía que los homeópatas eran unos esotéricos o yerbateros; pero ya incluso los médicos generales nos remiten pacientes porque han visto mejoría», relató.

Aclaró que además del profesionalismo de sus colegas, la fama ha aumentado porque muchos pacientes con enfermedades crónicas no consiguen sus medicamentos de rigor, o los adquieren muy caros; mientras que entre la gama farmacéutica homeópata todavía hay más variedad y cuestan mucho menos.
“Las consultas, como en cualquier ramo medicinal han bajado, pero yo he visto un incremento en los pacientes que han migrado de la medicina alópata a la homeópata.

La mayoría me dice que lo hace porque quieren una medicina alternativa ya que no consiguen lo que habían tomado toda su vida, otros lo hacen como método preventivo para fortalecer su organismo y evitar enfermarse y no recorrer farmacias ”, dijo.

Patrón anómalo. Ortega señaló que las enfermedades por la que actualmente lo visitan la mayoría de sus pacientes son las cardiovasculares, alérgicas, emocionales, o por sobrepeso.

Destacó que la ansiedad y la depresión figuran entre los trastornos más comunes que trata a diario.
“Ya incluso por la parte emocional los médicos generales le dicen a sus pacientes que vayan a un homeópata porque seguro verán alguna mejoría”, expresó.

Explica que nunca se le puede demandar a un paciente que abandone inmediatamente un medicamento que haya ingerido durante mucho tiempo, sino reducir las dosis y recetarle alguno homéopata por el que pueda sustituirlo en caso de que no lo consiga.

“Cuando un paciente tiene problema de tipo emocional y va a un médico alópata o psiquiatra, le recetan un fármaco al cual su organismo se acostumbra y le cuesta dejarlo; eso aunado a los efectos colaterales, por ello los pacientes siempre buscan una alternativa que los haga menos dependientes”, comentó el doctor.

Panorama comercial. Un comerciante del centro de Caracas que prefirió declarar bajo anonimato, dijo que no hay escasez aguda de productos naturistas.

Aseguró además que los precios aumentan semanalmente e incluso a diario.

“A veces sucede que hoy compras, vendes a un precio, y cuando te vuelven a distribuir unos días después cuesta más caro que la primera venta. En septiembre un jarabe para la tos de Paraíso costaba 2.211 bolívares y hoy, a casi un mes está en 30 mil bolívares”, comentó.

La fuente mencionó además que la mayoría de las mercancías ya no vienen en potes, sino en blíster.
Añadió que un porcentaje importante de su clientela es de personas que no consiguen medicamentos para el estrés, la circulación, triglicéridos, y somníferos.

Ana Anca, encargada de una tienda ubicaba en la Avenida Baralt, indicó que los precios de los productos suben semanalmente entre un 30 y 50%, dependiendo de la marca.

Apuntó además que la mayoría de los productos que compra o le distribuyen son importados.
“No hay una escasez de las medicinas naturistas, lo que pasa es que a veces hay que tener dinero suficiente para comprarlas, y cuando los distribuidores no te quieren despachar es porque no hay plástico, o porque sube el dólar”, declaró.

Por su parte, José Torres, distribuidor de medicinas homeopáticas, afirmó que los precios suben un 800% cada quince días, y que hay escasez porque se están importando muy pocos productos.
Apunta que actualmente solo hay seis empresas venezolanas que despachan sus productos.

“Yo he visto que muchos están comprando estos productos porque no consiguen los medicamentos que les manda su médico de confianza, pero aún así hoy yo solo despacho docenas de productos, mientras que antes repartía cajas”, relató.

Los más buscados. Ligia Sánchez, dueña de una tienda ubicada en La Candelaria explicó que hoy en día los medicamentos que más buscan son el Omega 3, Calcio, Colágeno, Castaña de India, jarabes para la tos, oxigenantes para el cerebro, antidepresivos, proteínas, Glucosamina, depurativos, desparasitantes, merengadas para aumentar la masa muscular, regeneradores celulares, hormonas de crecimiento, y complejos vitamínicos.

“La Vitamina C y productos para la sarna son los que están más escasos ahorita”, dijo Sánchez.

Siguen luchando. A pesar de que este mercado haya ganado fama, no está exento a padecer los inconvenientes económicos del país.

Según los testimonios recopilados, el aumento del dólar los obliga a subir los precios semanalmente, o incluso a dejar de adquirirlos momentáneamente por los costos.

Indican que hoy venden menos en cantidad de productos, pero más en bolívares. Sin embargo, al momento de evaluar ganancia y volver a invertir, no logran el objetivo esperado de cualquier comerciante.

escort istanbul istanbul escort istanbul escort bayan

escort sakarya escort edirne escort kayseri escort konya escort ısparta escort bornova