¡DEPRAVACIÓN! Estos son los Runrunes de Bocaranda sobre las conversaciones de Venezuela y el FMI

ALTO

DEPRE-FLACION: Ante la hiperinflación que asciende cada día a cifras millonarias y la depresión que inunda cada rincón de Venezuela y sin que nadie en el mundo le crea que todo ello es culpa de las sanciones de Trump y la Unión Europea (ya solo sus socios de la izquierda chuleta repiten la falsa letanía) el gobierno de Nicolás Maduro está a punto de aceptar una tamizada recomendación de medidas económicas, ¿de medio-shock?, para poder llegar al 2019 con una mejor perspectiva inflacionaria y financiera. Ya en secreto han escuchado algunos expertos economistas que les han dado luces y recomendaciones en medio de la ausencia de rendición de cuentas en todos los renglones que controlan férreamente. Entienden que la catástrofe provocada por su irracionalidad puede desalojarlos de Miraflores en cualquier momento. Ayer supimos que el Fondo Monetario Internacional confirmó que ha habido discusiones con el BCV para la entrega de datos oficiales tras la “declaración de censura” anunciada por el organismo en mayo, en lo que supone el primer contacto formal con el Gobierno venezolano en muchos años. El portavoz del FMI, Gerry Rice, confirmó que el Fondo ha mantenido contacto con las autoridades venezolanas para la entrega de datos económicos autorizados, luego que la semana pasada el organismo multilateral amenazara con expulsar a Venezuela por la no entrega de las estadísticas. “Sí ha habido discusiones, hay un diálogo en marcha con las autoridades venezolanas, esperamos que dé lugar a un resultado productivo”, reconoció Rice en su rueda de prensa quincenal, pero no ofreció más detalles acerca de las conversaciones ni un calendario previsto. “Esperamos que el Directorio Ejecutivo se reúna en las próximas semanas” para tratar la cuestión, indicó el portavoz, quien negó que hubiese una fecha límite al respecto a finales de noviembre, según reseñó la agencia Efe.

En sus últimas previsiones, divulgadas en octubre en la asamblea anual de Indonesia, el FMI proyectó que Venezuela cerrará 2018 con una inflación del 1.370.000% y registrará una contracción económica del 18%. En mayo, el FMI emitió una “declaración de censura” contra Venezuela, país sumido en una profunda recesión, debido a que no suministró datos oficiales sobre la evolución económica del país. Explicó entonces que “el suministro adecuado de datos constituye un primer paso esencial para comprender la crisis económica de Venezuela e identificar las posibles soluciones”. Lo que desde hace semanas vengo reiterando: tienen el agua al cuello y no son tontos para ahogarse. Escuche ayer a Román Losinski conversar con el economista chavista Tony Boza, quien calificó a Maduro de “brillante estadista” y está de acuerdo con levantar el control de cambio pero al mismo tiempo acusó a los Estados Unidos de manipular las economías de nuestros países remontándose hasta los tiempos del Acuerdo de Breton Woods en 1994 que reunió a 44 países y “sustituyó el patrón-oro por un patrón-dólar vinculado al oro que le permite a EEUU el poder proveer liquidez mediante la emisión de dólares, basados en deuda, para salvaguardar el sistema. Dijo que ese país estaba quebrado, endeudado y que por ello quería arrastrar a otros por ese camino. Pontificó sobre el control de la banca y las importaciones…

CIFRAS ALARMANTES: Mandamos 350.000 barriles de petróleo a China; 120.000 a Rusia y 70.000 a PetroCaribe y Cuba. Esto según el informe presentado por varios economistas es prácticamente lo que se produce, por lo que se le va a tener que dejar de mandar a algún aliado para poder pagar o reestructurar la deuda. Podría haber un impago a aliados comerciales. La deuda con China está por el orden de $20.000.000.000. Grave que el dólar avance mas rápido que la inflación y por eso se envían mas divisas cada día a nuestro país. Como no han tomado los correctivos estamos en una “etapa media” de hiperinflación y el 2019 vendrá con un ciclo mas mucho mas fuerte y agresivo de esa hiperinflación. Hace un año una familia de 4 personas vivía con $ 80 al mes. Hoy necesita $500…

BANCO MUNDIAL Y MIGRANTES: Si, los venezolanos que están en Colombia. Un completo estudio sobre las características de esta oleada de compatriotas que pasaron al vecino país esta documentada y estudiada en el compendio “Migración de Venezuela a Colombia. Impactos y Estrategia de Respuesta en el Corto y mediano Plazo”. Las 200 páginas del informe cubren todas las aristas desde ACNUR, Mercosur, FARC-EP, ELN, FMI, INE, LGBT, Enelar, CONPES , OEA, NRC y casi un centenar de organismos involucrados. La razón del éxodo es la crisis económica, social y política que atraviesa Venezuela. Citan la hiperinflación anual de cerca de 500.000% y el crecimiento de la pobreza hasta alcanzar el 90% de la población. Analiza desde los derechos humanos hasta las medidas de seguridad implementadas en las zonas fronterizas y las ciudades mas afectadas. Con el estudio demuestran las mentiras del régimen de Maduro y sus voceros. Esperan que la migración continúe en 2019. Detallan los impactos negativos marginales en los niveles de empleo de las comunidades receptoras y la vulnerabilidad de los recibidos. El impacto fiscal de la migración es un reto para el gobierno colombiano que tendrá que dedicar entre 0,26% y 0,41% del PIB para proveer acceso a servicios a la población retornada y migrante elegible a un nivel similar al suministrado a la población local. Recomienda un marco de política e institucional de respuesta a la migración. Otro es el ejemplo de atención multisectorial articulada coordinada e integrada a través de la “Ruta de Atención, Asistencia y Reparación Integral a las Víctimas del Conflicto Armado”. Detallan las características de la migración venezolana y da un número de 1.235.593 migrantes con intención de estadía; 300.000 retornados; 468.428 regulares; en proceso de regularización 361.399; irregulares 105.766; pendulares 45.00 y en tránsito 724.036.

MEDIO

“CRIA CUERVOS”… ¨Seguro así le dirá su entorno mas cercano al presidente Maduro cuando le cuenten lo que escribió quien fue su protegido en la Cancillería, el viceministro Temir Porras en tres páginas de Le Monde Diplomatique -consentido medio europeo- de cuyo vientre parieron la versión latinoamericana gracias al dinero del régimen de Chávez y al padrinazgo que hasta hoy disfruta otro chuleta global como Ignacio Ramonet. Lo que narra Temir “es de temer”. Unas líneas aquí: “Entre 2014 y 2017, la masa monetaria dio un salto de un 8.500%. Así, estaban reunidos todos los ingredientes para que la economía entrara en hiperinflación. Sin sorpresa, el índice de precios al consumidor (una medida común de la inflación) pasó del 300% en 2016 al 2.000% en 2017. Para 2018, las estimaciones varían entre el 4.000% y el 1.300.000%. En ese último caso en concreto, un bien comprado por un valor de 1.000 bolívares al 1º de enero de 2018 costaría 13.000.000 el 31 de diciembre. Complicación extra: 2016 y 2017 estuvieron marcados por importantes vencimientos de pagos de deuda. A pesar de que los ingresos petroleros estaban en caída libre, el gobierno de Maduro –siguiendo en esto la doctrina de Chávez– respetó escrupulosamente sus compromisos. Al menos hasta diciembre de 2017. En ese entonces, en un discurso por televisión, el presidente anunció que entre 2014 y 2017 el país había desembolsado la suma colosal de 71.700 millones de dólares de deuda”. Porras venía calladito desde los tiempos del “problema con los reales del pabellón de Venezuela en la Expo-China” que provocó el cambio de la embajadora en Beijing Rocío Maneiro a Londres tras ella haberlo acusado ante la Cancillería y la Contraloría. Luego fue mencionado tras el incidente que acabo con la vida de la diplomática encargada de la embajada venezolana en Kenia, Olga Fonseca, en julio de 2012. Una de sus últimas apariciones públicas fue en los funerales de Chávez cuando al lado de Maduro, Diosdado y otros dirigentes rojos, montados en un camión militar, fungió de “poliglota anfitrión” de los líderes globales asistentes. Sin embargo, a pesar de todo eso, quizás desde su apartamento en Paris o desde uno en Buenos Aires, su análisis es enjundioso y demoledor del manejo de la economía y -mas allá- de todo el gobierno de Maduro. Copio su opinión sobre el Petro: “Una moneda de valor incierto: Creado en 2017, el “Petro” es un “criptoactivo” emitido por el Estado venezolano. Su valor estaría garantizado por el equivalente de cinco mil millones de barriles de petróleo que yacen bajo el suelo de un gran bloque ubicado en la Faja del Orinoco, la mayor reserva de petróleo del planeta. Al adquirirlo, el propietario de un Petro adquiriría al mismo tiempo los derechos sobre un barril de petróleo de dicho bloque. El proyecto suscita dos problemas. Una vez despojado de los neologismos vinculados con el mundo de la criptomoneda –de moda hace algunos años–, el Petro se parece, extrañamente, a una simple emisión de deuda soberana. Ahora bien, para ser legal, toda nueva emisión requiere de la aprobación de la Asamblea Nacional, con la que el gobierno venezolano se encuentra en conflicto abierto desde que ésta está controlada por la oposición. Además, la producción petrolera mantiene una curva descendiente sin dar signos de recuperación; esto complica la estimación del valor de un petróleo todavía bajo tierra, cuya extracción futura requeriría de importantes inversiones que Caracas no puede permitirse por el momento. De hecho, el bloque “Ayacucho 1”, entregado en garantía del Petro, sigue sin producir nada”. En un segmento demuele otra posición de Maduro: “El presidente Maduro se había mostrado escéptico en cuanto a la oportunidad de operar un cambio de rumbo económico. En un discurso público ante productores agrícolas, denunció a “esos economistas que quieren darnos lecciones pero nunca plantaron un tomate en su vida”, antes de especificar que la Revolución Bolivariana “no sigue los dogmas ni las recetas de esos macroeconomistas que pretenden saberlo todo” (12 de septiembre de 2017). Es saludable que responsables políticos expresen su independencia de criterio respecto de cierto economicismo que con mucha frecuencia exige un monopolio tecnocrático sobre la conducción de la política. Sin embargo, decidir las orientaciones macroeconómicas de un país menospreciando cualquier consideración técnica a veces representa el camino más directo hacia la catástrofe”. Hace mención de aquel nombramiento “ a comienzos del año 2016, mientras la profundización de la crisis era innegable, en diciembre de 2015, con una mayoría de los dos tercios en la Asamblea Nacional, el joven profesor de sociología Luis Salas, uno de cuyos postulados más célebres afirma que “la inflación no es una realidad”, fue nombrado jefe del equipo económico del gobierno. Cierra así, sus tres páginas francesas: “Si bien es necesario que la conducción económica de Venezuela recupere el camino de la racionalidad, la crisis perdurará en ausencia de un arreglo de los contenciosos políticos. Ningún plan propuesto por el equipo que está en el poder –por pertinente que sea– permitirá el levantamiento de las sanciones o el restablecimiento de las garantías jurídicas. El diálogo con miras a un acuerdo de coexistencia política entre el gobierno y la oposición ofrece la forma más simple (y la más pragmática) de impedir que el país se hunda en el abismo. En lugar de incitar las divisiones, la comunidad internacional debería orientar todos sus esfuerzos en esta dirección”…¿Qué dirán los nuevos gurús de la roja economía?…

BAJO

EL PETRO: No es la criptomoneda. Me refiero a Gustavo Petro, el dirigente político colombiano, exalcalde de Bogotá y excandidato presidencial quien señalaba días atrás a través de su cuenta de Twitter que “así como en Venezuela en Colombia también quiere poner presos a los estudiantes y criminalizar la protesta social”. De inmediato en su programa “Con el Mazo Dando “ fue Diosdado Cabello quien ni corto ni perezoso le contestó: “Para acá vino una vez ese señor Petro a pedir apoyo para su campaña, para acá, para Venezuela y ahora los chavistas le hieden. Por eso es que perdió y no va a ganar nunca porque los pueblos desprecian a los cobardes, los pueblos desprecian a los guabinosos, los pueblos desprecian a los que no asumen responsabilidad”. Minutos después Petro ripostó con esta perlita: “La última vez que hablé con Chávez fue en el año 2006 para salvar de una guerra a Colombia y Venezuela y luego fui a su funeral. No me interesa el apoyo a Maduro porque no hay revolución en una rosca que se perpetúa solo para captar rentas petroleras. Eso no es una revolución”. ¿Hasta aquí serán las “coplas” o vendrán más de lado y lado? Este gobierno está tan mal que hasta sus otrora compinches hoy no quieren saber nada. A excepción de Piedad y su combo CLAP. Por cierto, que ella e Iván Márquez han estado abogando por la libertad de los guerrilleros del ELN apresados por el Ejército tras matar a tres efectivos de la GNB. Por ese incidente fue que el ministro Padrino, sin nombrarlos y calificándolos de paramilitares, les pidió “por favor váyanse de nuestro territorio”.

RESPUESTA CUBANA: Tras el presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro ofrecer la libertad a los “esclavos” médicos cubanos, permitirles la revalida y darles un salario íntegro junto a su familia para sacarlos de la esclavitud a la que son sometidos por el régimen castrista, la decisión de la isla fue retirarlos y regresarlos a Cuba. Bolsonaro les instó a quedarse y ejercer la medicina legal tras completar los estudios necesarios. Mientras aquí anunciaron la llegada de otros 500 médicos integrales cubanos para sumar 21,700 en diciembre según informó Granma, el diario oficial del partido comunista cubano. El anuncio dice que ya “han trabajado en Venezuela mas de 140.000 especialistas y técnicos. Ante esto la Federación Médica Venezolana rechazó la llegada de estos supuestos galenos que podría obedecer a las medidas anunciadas por Bolsonaro.

SuNoticiero

Si quieres recibir esta y otras noticias en tu celular descarga la aplicación Telegram, ingresa a este link https://t.me/Class987fm y dale clic a +Unirme. Desde ese momento estarás informado de todo lo que pasa en Venezuela y el mundo.