Crisis climática es factor clave para entidades financieras

El cambio climático, así como cuestiones como la incidencia de fenómenos naturales o la apuesta por la descarbonización, son factores que ya se están tomando en cuenta por las instituciones financieras a la hora de conceder financiación para proyectos de desarrollo económico y social.

La crisis climática es actualmente un factor clave en la concesión de financiación para proyectos económicos y sociales, asegura Hilen Meirovich, jefa de Cambio Climático del Banco Interamericano de Desarrollo-BID Invest.

Meirovich, que participa en la Cumbre del Clima de Madrid (COP25), explica en una entrevista con Efe que actualmente el sistema financiero es consciente de que «el cambio climático influye e influirá en la forma de hacer negocios», porque es necesario «tomar en cuenta los efectos de los fenómenos naturales».

Un ejemplo de ello es el acuerdo firmado este domingo por BID Invest, área del banco que trabaja con el sector privado, con la empresa ENGIE Energía Chile, subsidiaria del Grupo francés ENGIE (antigua GDF Suez), que permitirá generar beneficios económicos a la empresa si logra acortar los tiempos de descarbonización de sus instalaciones.

Es decir, a través de un sistema de «premios» puestos en marcha por el BID Invest, las que logren una reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en el proceso de descarbonización de forma más acelerada «podrán beneficiarse, por ejemplo, de una reducción de los intereses de la deuda que hayan solicitado».

Son incentivos «sustainability link-long» para que las empresas logren una reducción más acelerada de las emisiones causantes de la crisis climática, sostiene Meirovich.

Este acuerdo «es un ejemplo que puede servir para cualquier otra empresa o entidad» y está enfocado en el artículo 6 del Acuerdo de París, que recoge «la reducción de emisiones y elevar el nivel de ambición», asegura Meirovich.

El banco se ha enfocado «en países con planes específicos de contribuciones nacionales determinadas (CND)», en los que las administraciones deben especificar la reducción de emisiones a la atmósfera, para «monetizar la descarbonización».

En este sentido, el BID Invest ha creado una serie de productos financieros, en 15 países de Latinoamérica y el Caribe, que «están logrando una reducción de 41 millones de toneladas anuales de dióxido de carbono (CO2) equivalente, según la publicación ‘Invertir en Revertir’ de la entidad bancaria.

Estos productos están enfocados en tres áreas concretas, según la directora de Cambio Climático, Servicios de Asesoría y Financiamiento Mixto de BID Invest: el primero, el de bonos temáticos, enfocados en bonos verdes, sostenibilidad y género.

El segundo es atraer «productos a proyectos sostenibles en el sector energético», y el tercero destinados «a la adaptación y resiliencia al cambio climático».

En ese sentido, por ejemplo, se centran en el sector agrícola en el que por medio de «una cláusula específica» los agricultores afectados por algún fenómeno meteorológica pueden «beneficiarse de un retraso en el pago de la deuda que hayan firmado».

Además, en el sector de infraestructuras, se ha financiado la construcción «del puerto de Posorja y de una hidroeléctrica, ambos proyectos en Ecuador», después de realizar un estudio sobre «la resiliencia de estas infraestructuras», sector en el que el banco está «concentrando nuevos productos».

Según Meirovich, se analiza la «cadena de valor de la resiliencia» para infraestructuras en zonas donde se producen fenómenos meteorológicos con más frecuencia, como los huracanes.

Un ejemplo de ello es el acuerdo firmado con Banco del País (Banpaís) de Honduras para «financiar proyectos verdes enfocados en la resiliencia».

Asimismo, están analizando un sistema de seguros financieros para instalaciones de agua en el Caribe «ajustado al sector privado», porque «no se sabe el valor de esas infraestructuras» y los daños que se producen tras el paso de un huracán.

Para ello, se estudia la «prestación de dinero inmediato» para arreglar las infraestructuras dañadas y poder proporcionar nuevamente el servicio a las zonas afectadas, «capacitación y préstamos enfocados en productos resilientes».

EFE/SPLL

escort istanbul istanbul escort istanbul escort bayan

escort sakarya escort edirne escort kayseri escort konya escort ısparta escort bornova