Ben Hania y la obsesión por la justicia en la guerra siria llegan a los Oscars

TÚNEZ.- La búsqueda de la justicia y el equilibrio de poder es la obsesión que se esconde entre los fotogramas de cada una de las películas de la realizadora Kaouther Ben Hania, quien lo reafirma con «El hombre que vendió su piel», la primera película tunecina en ser nominada a los Oscars.

Después de ser preseleccionada en 2019 con su cinta «La bella y la manada», que relata un caso real de una joven violada por varios policías y su lucha por obtener justicia, la directora da un paso más hacia la estatuilla que, espera, le ayude a «seguir haciendo películas de manera más fácil».

«Me siento como cuando obtuve la selectividad, lo que me permitió convertirme en una adulta, abandonar la casa de mis padres e independizarme. Vivir de otra manera. La sensación es algo similar» , comentó en una entrevista a pocas horas de su estreno mundial.

Con orgullo y una brizna de esperanza tras un año complicado, Ben Hania, de 43 años y originaria de la ciudad sureña de Sidi Bouzid, confía en que con esta nueva etapa el mundo verá la «maravillosa energía de creación en Túnez».

La también guionista relata la historia de una Siria desgarrada por la guerra en la que el joven Sam está dispuesto a todo por llegar a Europa para reunirse con el amor de su vida y lograr su ansiada libertad.

Sin embargo, en su camino se cruza un cínico artista que le propondrá un pacto con el diablo: tatuarse un visado Schengen en su cuerpo a cambio de convertirse en una obra vendida al mejor postor.

EFE

Si quieres recibir esta y otras noticias en tu celular descarga la aplicación Telegram, ingresa a este link https://t.me/Class987fm y dale clic a +Unirme. Desde ese momento estarás informado de todo lo que pasa en Venezuela y el mundo.

escort istanbul istanbul escort istanbul escort bayan

escort sakarya escort edirne escort kayseri escort konya escort ısparta escort bornova