2020: Año en que cambió la Tierra

  • MIGUEL CARPIO

15/05/2021 07:00 am

En el contexto del “Día de la Tierra” Apple TV presentó una interesante entrevista con Sir David Attenborough (Londres, 1926) científico, divulgador y naturalista británico, quien investigó los principales cambios y positivas respuestas de la naturaleza durante el año de la Pandemia: Aire y aguas limpias; animales resurgiendo, reproducción mejorando respecto a años anteriores. Lo denominó un “Experimento Épico”. En grandes centros urbanos como Nueva York, pudo apreciarse un 70% de disminución del ruido causado por tráfico vehicular a niveles de 1950; asimismo, el mejoramiento en la calidad del aire en China; en India, el aumento de visibilidad en gracias a la reducción en la polución, pudiéndose apreciar las cúspides de los Himalayas a 200 km. de distancia.

La obligada pausa ocasionada por la pandemia ha servido para que el mundo pueda respirar de nuevo. La suspensión del 90% de los vuelos y 140 millones de turistas, representan una ventana de oportunidad para la recuperación de las especies en peligro de extinción: Las tortugas desovando en Juno Beach, Florida, aumentan su supervivencia en 60%. El silencio submarino por la ausencia de cruceros turísticos en la costa Oeste de Alaska (anteriormente con un millón de visitas por temporada) aumentó en un 25%, permitiéndole a las ballenas comunicarse a larga distancia, favoreciendo la cacería y alimentación de sus chacales, anteriormente con escasa supervivencia.

El Tráfico marino Global se ve reducido en un 17%. Tres meses entrados en pandemia: 50% de la fuerza laboral trabaja desde sus casas; Comercios cerrados, centros urbanos desiertos; la fauna prolifera en la ciudad. En Nara, Japón, 13 millones de visitantes dejan vacíos los Templos por la pandemia; resurgen los ciervos ocupando áreas verdes para alimentarse en el casco de la ciudad. En Buenos Aires, capibaras (Chigüires) recuperan sus territorios. Leopardos, recuperan su territorio perdido de cacería, ocupando lujosos enclaves turísticos en África. A mayor ausencia humana mayor presencia de la fauna. Seis meses de pandemia: 40 países imponen restricciones. El agua del Río Ganges recupera 80% de su oxígeno. En Ciudad del Cabo, Sudáfrica, los pingüinos deambulan por sus calles y mejoran en la reproducción y alimentación de sus crías. En Kenia, la ausencia de turismo favorece a los Chitas y sus crías. En Uganda se incrementa el nacimiento de gorilas. Impacto Global: Las emisiones se reducen en un 6% y disminuye la vibración de la tierra.

¿Qué podemos aprender de la Pandemia, sin necesariamente “volver a la normalidad” que conocimos? Proponerse cambios modestos en nuestras formas de vida que contribuyan a una transformación responsablemente vinculada con la naturaleza, compartiendo nuestro planeta con toda la vida que aquí se sostiene. ¡Que mejor inspiración para promover una sana coexistencia con la naturaleza! Ejemplos: En India, los elefantes acaban con el 50% de las cosechas en la batalla por recuperar sus tierras de pastaje. ¿Por qué no intentar un nuevo enfoque para resolver el ancestral antagonismo entre hombre y bestia? Definir una zona “buffer” de transición y simbiosis entre la naturaleza y pueblo, donde se comparte la cosecha y ambas especies se alimentan y coexisten en forma sostenible. ¿Qué vamos a hacer nosotros?

Si quieres recibir esta y otras noticias en tu celular descarga la aplicación Telegram, ingresa a este link https://t.me/Class987fm y dale clic a +Unirme. Desde ese momento estarás informado de todo lo que pasa en Venezuela y el mundo.

escort istanbul istanbul escort istanbul escort bayan

escort sakarya escort edirne escort kayseri escort konya escort ısparta escort bornova