domingo, octubre 2, 2022
22.8 C
San Carlos

«Operación Unicornio»: los pasos a seguir por la muerte de su majestad

 – La operación «Puente de Londres» (Operation London Bridge) es un estricto protocolo elaborado en la década de los años 60, que establece los pasos que a seguir en la realeza británica, las instituciones y fuerzas de seguridad, tras el eventual fallecimiento de la monarca más longela de la historia del Reino Unido.

El propio día del deceso se denomina «Día D» y las jornadas siguientes ‘D+1’, ‘D+2’, y así sucesivamente.

«El puente de Londres ha caído» es la frase que pronunciaría Edward Young, el secretario privado de la reina para dar la noticia. Y en pocos minutos todos los líderes mundiales serán informados del fallecimiento de la monarca. 

El plan incluye a los medios de comunicación británicos: BBC Two suspende la programación programada y tome la programación de BBC One para transmisión del anuncio.

Además, la BBC News también tendrá presentadores con ropa oscura y corbatas negras.

Se lanzarán 41 cañonazos en señal de respeto y empezará también el camino hacia la sucesión.

El sector financiero también deberá regirse por la operación. La Bolsa tendrá que cerrar.

Tras el deceso, el Consejo de Adhesión se reúne, según lo previsto, en el Palacio de St. James para proclamar al nuevo rey y la Cámara de los Comunes convoca una sesión para que los parlamentarios juren lealtad al nuevo monarca. Las banderas ondearán a media asta y habrá múltiples avisos tanto en la web de Buckingham como en la entrada del propio Palacio. Además, Carlos tendrá que dirigirse a la nación en un discurso televisado y se guardará un minuto de silencio.

Según la operación Puente de Londres, al morir en Escocia (en la residencia de Balmoral) el responso más inmediato tendría lugar en la catedral de Edimburgo. Carlos deberá iniciar una gira por el resto de países del Reino Unido, con visitas a Edimburgo, Belfast y Cardiff.

PLAN UNICORNIO

Por motivos de salud, Isabel II se encuentra en el castillo de Balmoral, bajo «supervisión médica». En el caso de su fallecimiento en Escocia.

Y, entonces, una palabra. Unicornio, así se llama la operación secreta diseñada en el caso de que Isabel II muriera en Escocia. Está prevista la suspensión temporal del Parlamento hasta el funeral y el posterior traslado del féretro en un tren especial desde el castillo de Balmoral hasta el Palacio de Holyrood en Edimburgo.

El féretro sería luego trasladado a la cercana catedral de St Giles, en la milla real de la capital escocesa, donde miles de personas podrían acudir a rendir su tributo final. Un día después, los restos mortales viajarían de nuevo en un tren real desde la estación de Waverly a King Cross en Londres. La Reina podría ser enterrada junto a su esposo Felipe de Edimburgo en la cripta de la capilla de San Jorge, en el castillo de Windsor.

Sería precisamente cuando el féretro con la Reina llegara a Londres cuando la Operación Unicornio pasaría a ser la Operación Puente de Londres (London Bridge). Hace ahora un año, ya saltaron todas las alarmas cuando una filtración al portal ‘Politico’ anticipó cómo serían los preparativos de la hasta entonces secreta «Operación Puente de Londres«.

Esta incluiría el «apagón» temporal en redes sociales de todas las cuentas de la familia real (que se teñirían de negro con un escueto anuncio sobre lo ocurrido), los diez días de luto, las banderas a media asta y la exhibición del féretro en el Palacio de Westminster. Allí estaría durante tres días para que sus compatriotas acudan a dar la despedida, antes de ser enterrada en la cripta del Castillo de Windsor, junto a la tumba de su esposo Felipe de Edimburgo.

Unión Radio

Ultimas Noticias