viernes, septiembre 30, 2022
25.6 C
San Carlos

Bastianini y Bagnaia entregaron un final de infarto

Alcañiz (Teruel).- Enea Bastianini no perdonó y superó a su compatriota italiano Francesco «Pecco» Bagnaia en la última vuelta del Gran Premio Motorland Aragón de MotoGP, en el que Fabio Quartararo ni Marc Márquez, que reaparecía en competición, consiguieron acabar la primera vuelta.

A pesar de jugarse el título mundial con Quartararo y Aleix Espargaró, que fue tercero en el circuito de Alcañiz, «La Bestia» Bastianini no perdonó a Bagnaia y esperó el momento propicio para superarlo en la última vuelta y lograr su cuarta victoria de la temporada, mientras que Bagnaia se quedó a sólo diez puntos de Quartararo con Espargaró a 17 unidades y Bastianini a 48 de distancia, a falta de cinco grandes premios por disputarse.

Fue una espectacular salida de «Pecco» Bagnaia que asumió de inmediato el liderato de la carrera mientras un poco más atrás el líder del mundial, Fabio Quartararo embestía por detrás a Marc Márquez cuando a la salida de la curva tres le dio un pequeño «latigazo» su moto, después de haber protagonizado una sensacional salida remontando desde la decimotercera plaza de la formación de salida hasta la sexta.

Quartararo, que nunca se ha subido al podio de Motorland Aragón, cayó por los suelos y se propinó un fuerte golpe que lo dejó aturdido, mientras el resto de sus rivales lo esquivaban como podían y Márquez se tenía que ir recto por la escapatoria de la siguiente curva con serios daños en su moto que lo obligaron a llegar como pudo a su taller y retirarse de la carrera en su reaparición tras someterse a una cuarta intervención quirúrgica en el brazo derecho.

En el rifirrafe también se vio involucrado el japonés Takaaki Nakagami, que acabó por los suelos al no poder evitar a Márquez, en cuya Honda una pieza de la moto de Quartararo se había quedado enganchada a la suya y al saltar por los aires en la curva siete, su Repsol Honda hizo un extraño sonido y se bloqueó al poner el sistema «holeshot» de bloqueo de la suspensión, lo que le abocó a la retirada.

En carrera, Bagnaia se encontraba en la mejor posición posible, líder y con la posibilidad de marcar su mejor ritmo sin que nadie le estorbase, en tanto que por detrás sorprendió ver al surafricano Brad Binder en la segunda plaza tras superar tanto a Jack Miller como al italiano Enea Bastianini, aunque duró poco su alegría.

En la tercera vuelta Miller ya ejercía nuevamente de «guardaespaldas» de Bagnaia con Binder aguantando los ataques de Bastianini y también de los españoles Aleix Espargaró y Jorge Martín y el francés Johann Zarco.

Bagnaia aguantó en la cabeza de carrera, pero el ritmo de Bastianini propició que los pilotos que rodaban por detrás se fuesen para adelante y lo que parecía iba a ser un trío al frente de la prueba en realidad fue un grupo de hasta nueve pilotos.

Bastianini se puso segundo en la sexta vuelta, tras superar a Miller y comenzó la «caza y captura» de Bagnaia, quien por entonces contaba con siete décimas de segundo de ventaja, con Binder y Espargaró tras ellos, aunque el español de Aprilia tardó poco en superar al australiano Miller, que se iba quedando poco a poco rezagado.

«La Bestia» Bastianini atacó por primera vez a «Pecco» Bagnaia en la novena vuelta, pero un error antes de concluir el giro le permitió al oficial de Ducati recuperar la primera plaza, ahora con cierta ventaja pues el piloto de la escudería Gresini tuvo que alargar mucho su trayectoria para evitar la caída, pero no se dio por vencido y volvió al ataque.

«Pecco» aguantó el tipo con medio segundo de ventaja sobre Bastianini hasta bien pasado el ecuador de la carrera, y ya con casi dos segundos sobre un trío perseguidor formado por Brad Binder, Aleix Espargaró y Jack Miller y ya algo más atrás Jorge Martín, Johann Zarco y Luca Marini.

A dos vueltas del final, Bastianini, con constantes «latigazos» de su moto, iba completamente pegado a Bagnaia y Aleix Espargaró superaba a Brad Binder en la curva uno, al final de la recta, mientras «La Bestia» esperó a la última vuelta para doblegar a Bagnaia, que decidió no arriesgarse a una caída que pudiese poner en riesgo su posición en el campeonato.

Aleix Espargaró también supo aprovechar su oportunidad y acabar tercero para recortar distancias con la cabeza del campeonato, en donde ahora está a 17 puntos de Quartararo.

Jorge Martín acabó en sexta posición, con Alex Rins noveno, Alex Márquez duodécimo, Maverick Viñales, decimotercero, Pol Espargaró decimoquinto, y Raúl Fernández vigésimo. 

EFE

Ultimas Noticias