miércoles, noviembre 30, 2022
29.3 C
San Carlos

Fuerzas ucranianas dejan prácticamente cercadas a las rusas en Limán

Las fuerzas rusas están prácticamente cercadas en la estratégica ciudad de Limán, en el este de Ucrania, reconoció el viernes (30.09.2022) un líder separatista, el día de la anexión prevista por Moscú de cuatro regiones ucranianas. «Actualmente, Limán está parcialmente rodeada. La carretera de Svatove está bajo nuestro control, pero bajo fuego regularmente», afirmó en Telegram Denis Pushilin, al frente del bastión separatista de Donetsk.

También reconoció que dos pueblos cercanos a Limán «no estaban bajo control total» de Moscú, calificando la situación de «preocupante». «Nuestros muchachos están luchando, vamos reponiendo reservas, tenemos que aguantar, pero el enemigo también ha lanzado fuerzas serias» en la batalla, continuó Pushilin. «Es una noticia muy desagradable, pero debemos mirar la situación con sobriedad y sacar conclusiones de nuestros errores», añadió.

Pushilin, que se encuentra actualmente en Moscú para el evento, acusó a Kiev de intentar «empañar» el acontecimiento histórico de la anexión de la región separatista de Donetsk, que será formalizada hoy durante una ceremonia en el Kremlin. El portavoz de este, preguntado por las fronteras de las regiones que se ve a anexionar Rusia, dijo que no podía contestar, que tenía que aclararlo: «las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk fueron reconocidas (en febrero) por Rusia en sus fronteras de 2014», explicó el portavoz Dmitri Peskov

«En lo que se refiere a los territorios de Jersón y Zaporiyia, necesito precisarlo. Hoy lo precisaremos», añadió su rueda prensa diaria. Jersón está controlada por el Ejército ruso en más de un 90% y la segunda en más de dos tercios, con lo que no está claro si Rusia se anexará las regiones completas o solo la parte que ya controla. De hecho, el territorio de Donetsk y Lugansk tampoco está al 100% controlado por Moscú.

Tampoco las zonas controladas por Rusia están fuera del alcance del fuego ucraniano. El primer vicepresidente de la administración militar prorrusa de la región ucraniana de Jersón, Alexéi Katerínichev, encargado de seguridad, murió hoy a consecuencia de un ataque de alta precisión con un misil HIMARS. No es la primera vez que los prorrusos de Jersón denuncian el uso de estos misiles de precisión, que Estados Unidos empezó a facilitar a Ucrania en julio, para la eliminación de representantes de las autoridades designadas por Rusia.

lgc (afp/efe)

Ultimas Noticias