domingo, febrero 5, 2023
34.6 C
San Carlos

¿Es fácil obtener la doble nacionalidad en Europa?

Según informaciones de DW, la doble o múltiple ciudadanía ya forma parte de la vida cotidiana en la mayoría de los países europeos. Con la reforma prevista de la Ley de Ciudadanía, Alemania se sumaría también a esta tendencia.

Pocos países evitan o prohíben la doble ciudadanía: Alemania, Ucrania, Holanda, Austria, Estonia, Bulgaria, España, Noruega, Letonia y Lituania.

Para otros países, en cambio, una ciudadanía adicional es incluso un modelo de negocio. Grecia, Turquía, Portugal y Malta ofrecen las llamadas visas doradas. Las personas pueden obtener la ciudadanía si invierten en bienes raíces, capital o fundan empresas en el país.

Ceremonia de entrega de nacionalidad en presencia de Olaf Scholz y Frank-Walter Steinmeier en Hamburgo.

Obstáculos en el camino

El proceso de obtención de la ciudadanía está regulado de manera muy diferente en Europa. Debido al aumento de la migración en todo el mundo, de los matrimonios binacionales y de la escasez de trabajadores cualificados, muchos países europeos han revisado sus leyes de ciudadanía desde la década de 2000.

En el caso de los menores, la ascendencia y el lugar de nacimiento determinan la ciudadanía, pero para los adultos es diferente. Los obstáculos para obtener la nacionalidad son relativamente pocos en Francia, Gran Bretaña, Portugal, Polonia, Suecia, Finlandia y Bélgica.

Allí, los inmigrantes pueden solicitarla tras cinco años de residencia legal e ininterrumpida en el país. Si viven con un cónyuge, el período se reduce a tres años. Además, pueden conservar la ciudadanía de su país de origen.

En países como Suiza, Austria, Italia, España, Bulgaria, República Checa y Eslovenia, los inmigrantes deben haber vivido de forma continua y legal en el país durante al menos diez años para poder solicitar la ciudadanía. Y luego hay otros, como Irlanda, Hungría, Rumania y Eslovaquia, que exigen ocho años. En Dinamarca, nueve años.

«Facilitar ciudadanía múltiple»

Según informaciones del Ministerio del Interior germano, la nueva Ley de Ciudadanía debería «permitir la ciudadanía múltiple y simplificar la adquisición de la ciudadanía alemana».

Esto también significaría que los ciudadanos alemanes que solicitan una segunda ciudadanía por motivos personales o profesionales, ya no tendrían que renunciar a la suya.

Para el abogado y experto en migración Ünal Zeran, la reforma está atrasada: «Para mí, por el principio de igualdad de trato, es relevante que se acepte la ciudadanía múltiple”, dijo a DW. «Muchas familias turcas, que han vivido y trabajado aquí durante 40 años, se sienten discriminadas, porque esta opción es válida para muchas personas, pero no para ellas”.

En Alemania ya hay varias opciones para obtener otra nacionalidad además de la alemana. Los ciudadanos de la UE, por ejemplo, pueden conservar su nacionalidad. Los hijos de padres extranjeros que nacieron en Alemania ya no tienen que decidir sobre un pasaporte a la edad de 22 años.

(rmr/ers)

Ultimas Noticias