lunes, mayo 27, 2024
22.8 C
San Carlos

Washington exige a Netanyahu mantener statu quo de Explanada de las Mezquitas

Estados Unidos exigió este martes (03.01.2023) al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, que mantenga el ‘statu quo’ de la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén, tras la polémica visita del titular de Seguridad Nacional, el ultraderechista Itamar Ben Gvir, a este lugar sagrado para judíos y musulmanes.

«Estados Unidos defiende con firmeza la preservación del ‘statu quo’ de los lugares sagrados de Jerusalén. Cualquier acción unilateral que ponga en peligro el ‘statu quo’ es inaceptable», dijo un portavoz del Consejo de Seguridad de la Casa Blanca.

El funcionario recordó que Netanyahu ha prometido preservar el ‘statu quo’ de los sitios sagrados, por lo que le exhortó «a que cumpla con ese compromiso».

Netanyahu defiende visita de Gvir

El primer ministro israelí defendió la polémica visita de Gvir y aseguró que no representa un cambio en el statu quo del sitio, sagrado para judíos y musulmanes.

«El primer ministro, Benjamín Netanyahu, se compromete a mantener rigurosamente statu quo, sin cambios, en el Monte del Templo», señaló un comunicado de la oficina del mandatario.

En una posterior rueda de prensa, la portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, subrayó que el Gobierno de Joe Biden seguirá «siendo muy firme y muy claro» en la defensa del ‘statu quo’ de la Explanada de las Mezquitas.

Acción puede subir tensiones

Mientras que el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, recordó que en el pasado las visitas de altas autoridades a al lugar «solo han hecho que exacerbar la tensión».

«Nos preocupa mucho cualquier acción unilateral que pueda exacerbar esas tensiones», remarcó el portavoz, quien aseguró que Estados Unidos ha trasladado «repetidamente» tanto a Israel como a Jordania, país que custodia el lugar, la importancia de no alterar la situación.

Facciones palestinas condenan visita

La visita de Ben Gvir, que recorrió el recinto y no se detuvo a rezar en ningún momento, fue condenada tanto por facciones palestinas en Cisjordania ocupada y en la Franja de Gaza como por varios países árabes e islámicos, la Liga Árabe y la Organización de la Cooperación Islámica (OCI).

El movimiento islamista Hamás y otras facciones de Gaza, describieron la visita de Ben Gvir como «una peligrosa escalada y provocación contra nuestro pueblo palestino, que apunta hacia una guerra religiosa en la región».

«No nos regiremos por lo que diga Hamás», respondió la oficina de Netanyahu.

Además, rechazó las denuncias del mundo árabe que describieron el hecho como una violación del statu quo en el lugar sagrado y argumentó que otros ministros israelíes ya han visitado la Explanada en el pasado y que por ende «la afirmación de que se ha realizado un cambio en el statu quo carece de fundamento».

El estatus vigente desde 1967

Según el statu quo vigente desde 1967 -cuando Israel ocupó la parte este de Jerusalén donde se ubica la explanada- el recinto está reservado exclusivamente al culto de musulmanes, mientras que los judíos solo pueden entrar como visitantes, ya que las leyes judías prohíben a sus fieles orar en el lugar más sagrado para su religión, algo reservado solo a algunos rabinos.

Critican visita de político israelí a lugar sagrado en Jerusalén

La Explanada de las Mezquitas es sagrada tanto para musulmanes -es el tercer lugar en importancia del islam, pues alberga la mezquita de Al Aqsa y el Domo de la Roca, donde Mahoma ascendió al cielo-, como para judíos, que lo llaman el Monte del Templo porque creen que allí se levantaron los dos templos sagrados, el de Salomón y el de Herodes, que fue destruido por los romanos en el año 70.

La visita a la Explanada de las Mezquitas en septiembre de 2000 del entonces líder de Likud, Ariel Sharon, fue el detonante de la Segunda Intifada, y la entrada masiva de judíos -y cargas policiales contra palestinos- en el recinto fue una de las causas que encendió la violencia en mayo de 2021, que provocó una grave escalada militar con Gaza y enfrentamientos entre árabes y judíos en varias ciudades mixtas de Israel.

jc (efe, afp)

Ultimas Noticias