sábado, mayo 25, 2024
27.1 C
San Carlos

Maikel García y La Guaira pusieron de pie a todo el Universitario

CARACAS.- Una vez más la fanaticada de los Tiburones de La Guaira respondió al llamado de su equipo la noche de este miércoles para ponerle color, música y alegría a las gradas del Estadio Universitario de Caracas, donde su equipo les brindó una alegría al ponerse más cerca de llegar a la gran final de la LVBP luego de vencer 4-0 a los Navegantes del Magallanes.

Un llenazo total fue lo que pudo apreciarse en la UCV durante la presente la jornada con 17,321 almas apoyando y alentando con todas sus fuerzas a un conjunto u otro en la extensa y muy disputada contienda desde el morrito que protagonizaron Ramón García (Tiburones) y Ricardo Sánchez (Magallanes).

El segundo lugar, y probablemente un ascenso a la cima del campeonato, estaba en juego esta noche. Y dicho privilegio terminó quedándose en Caracas.

Ambos conjuntos, igualados en la tabla, se dieron cita en el feudo capitalino con la misión de obtener una victoria que los dejara muy bien posicionados para la recta final del torneo, que está más encendido que nunca, pero nuevamente la capital del país acabó siendo territorio no grato para Yadier Molina y sus pupilos, quienes además de su derrota vieron cómo se detuvo en cuatro el número de victorias al hilo que iban sumando.

Y es que esta fue la undécima caída del año para el elenco magallanero en la UCV, el cual es el único escenario en el que todavía no han podido festejar esta temporada tomando en cuenta la Ronda Regular y la postemporada, además de que aún les resta un enfrentamiento allí ante su eterno rival el viernes.

Con este resultado, y la victoria de Lara en Barquisimeto ante Caracas, ahora escualos y melenudos vuelven a compartir el liderato del certamen con 8-6 y un juego de ventaja sobre los filibusteros, que se mantienen a un choque de la cima en el tercero con 7-7 y dos partidos más por disputarse. Aún nada esta definido en este todos contra todos. Cada equipo mantiene sus posibilidades de avanzar a esta alturas del partido.

Pasando a las acciones del compromiso, este con el correr de los innings pasó de ser un juego de béisbol a una partida de ajedrez con ambos estrategas, Henry Blanco y Yadier Molina, dirigiendo cada una de sus fichas con precisión para evitar que el choque se les escapara de las manos.

Tanto Ramón García como Ricardo Sánchez entregaron una labor para enmarcar como las mejores actuaciones del Round Robin al desplegar todo su arsenal de pitcheo sobre el montículo para enfrascarse en una batalla de resistencia mano a mano y dirimir cuál era el mejor. La pelea oficialmente terminó en empate.

Ambos lanzadores maniataron completamente a las ofensivas rivales durante largos pasajes del enfrentamiento, pero acabaron marchándose sin decisión de un choque que parecía estar destinado a irse a entradas extras en algún momento de la noche.

Sobre todo al observar como García volvió a consagrarse como uno de los mejores abridores de la fiesta de enero con seis actos inmaculados de solo cinco hits permitidos con dos ponches, que mantuvieron su EFE en 0.75 después de cuatro presentaciones. Impresionante.

Situación similar a la de Sánchez que, pese a que no estaba teniendo su mejor Round Robin con dos derrotas en tres apariciones, hoy consolidó una de sus mejores actuaciones de la temporada con 5.2 episodios en blanco, en los que solo le batearon cinco indiscutibles, entregó dos pasaportes y un par de «chocolates».

Desempeño que decidieron emular los relevistas que entraron en sus respectivos reemplazos hasta que el partido dio un vuelco total en la parte baja del 8vo. El episodio de la alegría guairista y la pesadilla magallanera.

El 8vo inning fue el pasaje en el que los Tiburones pudieron decantar la balanza a su favor para quedarse definitivamente con la victoria gracias, una vez más, al más que oportuno bate de Maikel García, que disparó un cuadrangular con Ehire Adrianza en circulación frente al derecho Jake Sánchez que puso arriba a los salados 2-0 para el deleite y disfrute de todos sus compañeros y aficionados del equipo que gritaban eufóricos en las tribunas «ehhhhh, La Guaira, uhhhh».

Pero la fiesta no paró ahí, ya que los tambores y la samba escuala siguió sonando con más fuerza por el par de tubeys consecutivos de Ángel Reyes y Wilson García contra Wilking Rodríguez que aumentaron la diferencia en el resultado a 4-0.

Rally fulminante para el Magallanes y los suyos, quienes no pudieron reponerse mentalmente de ese golpe y, en la que pasó a ser última oportunidad al bate, acabaron pereciendo por la vía rápida ante los lanzamientos de Edubray Ramos para que se terminara el choque.

Arnaldo Hernández (2-0) fue el vencedor de la noche y el mencionado Jake Sánchez (0-1) cargó con el descalabro filibustero. Igualmente, el campocorto Maikel García se coronó como el Más Valioso de la noche al irse de 4-3 con una anotada, un jonrón y dos empujadas.

Para mañana, La Guaira buscará sellar su pase a la final de la temporada 2022-2023 cuando se enfrenten en Barquisimeto ante los Cardenales desde las 7:00 PM, mientras que Magallanes tendrá la jornada libre para pensar en su duelo más que importante del viernes frente al Caracas en la capital, territorio hostil para los actuales monarcas de la liga este año.

Deinelbith Blanco/Unión Radio

Ultimas Noticias