martes, abril 23, 2024
35.2 C
San Carlos

El impacto en Europa de la quiebra del Silicon Valley Bank

Tras horas frenéticas tratando de encontrar un comprador para el desaparecido Silicon Valley Bank, el Gobierno estadounidense presentó un plan para respaldar al sector bancario.

Durante el fin de semana del 11 y 12 de marzo de 2023, los reguladores estadounidenses pusieron en marcha un plan de financiación de emergencia para garantizar suficiente liquidez en el sistema bancario, cerraron otra entidad prestamista, Signature Bank, y garantizaron a los clientes de los bancos el acceso a sus depósitos, en un intento de limitar las consecuencias de la implosión de SVB.

¿Presagia la quiebra de SVB una crisis financiera como la de 2008?

La quiebra de Silicon Valley Bank es la mayor quiebra bancaria desde la crisis financiera mundial de 2008. Pero es poco probable que la caída del banco desemboque en una crisis financiera tan profunda y dolorosa como la que siguió entonces a la quiebra de Lehman Brothers.

En primer lugar, las autoridades bancarias estadounidenses han intervenido pronto. La «actuación decisiva» de los reguladores redujo el riesgo de nuevas quiebras bancarias, declara a DW Moritz Schularick, profesor de Economía de la Universidad de Bonn.

En segundo lugar, Estados Unidos tiene hoy una normativa mucho más estricta para los bancos, especialmente para los más grandes, como JP Morgan, Bank of America y Goldman Sachs. Como resultado, los bancos estadounidenses gozan de una salud financiera mucho mejor, en contraste con sus balances excesivamente endeudados en 2008.

Un grupo de personas frente a una sucursal de SVB en Wellesley, Massachusetts.

¿Cómo afecta la quiebra de SVB a los europeos?

«Existe la posibilidad de un contagio indirecto, pero, por el momento, no lo vemos como un riesgo específico», dijo el lunes (13.3.2023) el comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, al hablar de los riesgos que plantea la actual crisis para la Unión Europea.

El regulador alemán de servicios financieros Bafin impuso una moratoria a la sucursal alemana de Silicon Valley Bank, paralizando las ventas y los pagos. En un comunicado, el regulador subrayó que la entidad no tiene «relevancia sistémica» y, por tanto, «no supone una amenaza para la estabilidad financiera.»

La rápida actuación del Gobierno británico, que facilitó la venta de la sucursal londinense del SVB al peso pesado financiero mundial HSBC, aseguró también allí los depósitos.

El índice bancario europeo que sigue las acciones de los principales bancos europeos cayó inicialmente el martes, pero se recuperó para subir un 2,7 por ciento. El índice registró el lunes su mayor pérdida porcentual en más de un año, en medio de temores de contagio. 

Por otro lado, las acciones de Credit Suisse cayeron el miércoles (15.3.2023) un 24 por ciento en la Bolsa de Zúrich, un desplome que arrastró a la baja a otros valores de la banca europea. El desplome se produjo tras varias jornadas muy negativas para el banco, perjudicado por la crisis bursátil causada por el colapso de SVB. Este hecho coincidió con declaraciones del presidente del banco estatal saudí, Ammar al Khudairy, anunciando que no habrá mayores inyecciones de capital por parte de su entidad. 

«Una diferencia crítica entre los sistemas europeo y estadounidense, que limitará el impacto al otro lado del Atlántico, es que las tenencias de bonos de los bancos europeos son menores y sus depósitos más estables», dijo Moody’s.

Tipos de interés

La crisis actual se ha producido como consecuencia de la subida mundial de los tipos de interés. Los bancos centrales utilizan la palanca de los tipos de interés para enfriar la actividad empresarial y, a su vez, la inflación. Este endurecimiento de la política monetaria causa quebraderos de cabeza a las empresas emergentes, ya que seca la financiación y restringe el gasto de los consumidores.

Las quiebras de SVB y Signature Bank han «puesto de manifiesto la insuficiencia de las reformas reguladoras que se han hecho desde la crisis financiera mundial», dijo Arthur Wilmarth, profesor de Derecho de la Universidad George Washington.

La normativa bancaria que habría sometido al banco a una supervisión más estricta se diluyó en 2018, bajo la presidencia de Trump. «Voy a pedir al Congreso y a los reguladores bancarios que refuercen las normas de los bancos para que sea menos probable que este tipo de quiebra bancaria se repita, y para proteger los puestos de trabajo de las pequeñas empresas estadounidenses», declaró el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, poco después del anuncio de quiebra del SVB.

(gg/ms)

Ultimas Noticias