miércoles, abril 17, 2024
29.7 C
San Carlos

La araña viuda negra está desapareciendo del sur de Estados Unidos debido a que la viuda marrón le está dando caza

Un grupo de investigadores informó que la araña viuda negra está experimentado un decrecimiento de su población en algunas zonas del sur de Estados Unidos por culpa de un pariente arácnido: la viuda marrón, según se detalla en un estudio publicado este lunes (13.03.2023) por la revista Annals of the Entomological Society of America.

La viuda negra del sur (Latrodectus mactans), reconocida por su color oscuro y un abdomen de color rojo, ha desaparecido en las últimas décadas del estado sureño de Florida, mientras que la viuda marrón (Latrodectus geometricus), una especie africana detectada en EE. UU. en 1990, se ha observado con mayor regularidad.

Ambas arañas son venenosas, pero la viuda negra tiene la reputación de ser más peligrosa para los humanos. La viuda marrón, que suele ser mucho más agresiva que la viuda negra, tiene un veneno que genera síntomas más suaves, como una irritación leve.

Caza a las viuda negra

Los científicos pensaron que el retroceso en la población de las viudas negras se debía a una eventual lucha por el territorio y los alimentos. Sin embargo, los expertos se dieron cuenta de que la viuda marrón le da caza a la viuda negra.

Para comprobar esta teoría, los especialistas de la Universidad de California en Riverside realizaron un experimento en un laboratorio. Las viudas marrones fueron puestas frente a otras especies de arañas, como las rojas domésticas (Nesticodes rufipes), trianguladas (Steatoda triangulosa) o las viudas negras.

La viuda marrón es una especie invasora proveniente de África.

Agresividad frente a la viuda negra

Los autores del estudio se percataron de que las viudas marrones tenían 6,6 veces más de probabilidades de matar a las viudas negras, sin importar su género, tamaño o fase de desarrollo, un fenómeno poco común, ya que ambas especies arácnidas están estrechamente emparentadas.

Incluso, y a diferencia de las otras especies con las que interactuó, la viuda marrón actuaba de una forma muy agresiva con la viuda negra, era más atrevida y atacaba rápidamente a las crías.

«Hemos establecido que el comportamiento de la viuda parda es muy agresivo hacia las viudas negras del sur, pero mucho más tolerante con otras arañas de la misma familia», afirmó el principal autor Louis Coticchio.

Mayor capacidad de reproducción

Las viudas marrones «acababan con ellas (viudas negras) incluso antes de que tuvieran la oportunidad de reaccionar. Son muy oportunistas», dijo el coautor de la investigación Richard Vetter.

Sin embargo, la viuda negra también pudo defenderse: «A veces, una viuda negra en defensa era capaz de atrapar a la viuda marrón agresiva en una telaraña e inyectarle veneno», observaron los científicos.

Otro factor identificado por los investigadores, es que las hembras de la viuda negra eran más pequeñas que las de la viuda marrón, y que ponían solo un huevo, en comparación con las marrones que ponían varios de manera simultánea.

Editado por José Ignacio Urrejola

Ultimas Noticias