martes, mayo 28, 2024
22.1 C
San Carlos

La banca europea se desploma arrastrada por el hundimiento en Alemania de Deutsche Bank

La banca europea se hundió en bolsa este viernes arrastrada por las fuertes caídas que han sufrido las acciones de los bancos alemanes Deutsche Bank (-8,5%) y Commerzbank (-5,4%), después de que el primero haya anunciado la amortización de deuda subordinada antes de su vencimiento y de que el coste de los seguros contra el riesgo de default (CDS) de estas entidades, derivados asociados al riesgo que existe de que no puedan pagar sus deudas, se haya disparado esta jornada.

El desplome de la acción del Deutsche Bank se produjo después de que la entidad anunciara que planea amortizar 1.500 millones de dólares de deuda subordinada el 24 de mayo, antes de su vencimiento en 2028. El banco aseguró que cuenta con «todas las aprobaciones reglamentarias requeridas» para esa decisión, pero esta causó un hondo impacto en el sector bancario, que entró en números rojos.

El seguro que cubre su deuda indica ahora una probabilidad de default (impago) del 27,4% en los próximos cinco años, mientras que para Commerzbank está en el 19,3%, según Bloomberg.

El selectivo DAX de la Bolsa de Fráncfort ha registrado una caída del 1,66% al cierre; el CAC de París cayó un 1,74%; la bolsa de Milán, un 2,23%; la de Londres, un 1,26% y el Ibex 35 cerró la sesión con un descenso del 1,98%.

Las acciones más perjudicadas en todos los índices europeos han sido las bancarias: en Francia, Société Générale lideró las pérdidas con una caída del 6,13%, mientras que BNP Paribas se dejó un 5,27% y Crédit Agricole un 2,06%; en España, Bankinter ha encabezados las caídas con un descenso del 5,38%, seguido de BBVA (-4,43%), Banco Sabadell (-4,28%) y Unicaja (-4,06%). Santander ha caído el 3%, décimo peor valor del IBEX este viernes.

Las caídas bursátiles de hoy se suman a las registradas en marzo, desde que a principios de mes se produjo la quiebra de tres entidades financieras regionales en Estados Unidos, entre ellas el Silicon Valley Bank. La ola de pérdidas bursátiles obligó a que el fin de semana pasado las autoridades suizas fraguaran una compra de Credit Suisse por su rival UBS para tranquilizar a los inversores tras una semana de turbulencias. Las acciones de estas compañías cerraron la jornada bursátil con descensos del 5,19% y 3,55%, respectivamente.

El problema está en que la continua subida de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos y del Banco Central Europeo, y las dudas sobre la solvencia del sector generan desconfianza entre los invesores. «El miedo de un contagio» en el sector bancario «todavía no desaparece», destaca Neil Wilson, analista de Finalto. «La crisis va a cesar cuando los inversores dejen de preguntarse: ¿Quién será el próximo?», señala el experto.

«La venta masiva de activos bancarios se reanudó, lo que muestra la fragilidad de la confianza en el sector», explica a la agencia AFP Fiona Cincotta, analista de City Index. «Dado que los bancos centrales han seguido subiendo los tipos de interés esta semana, la perspectiva se ve cada vez más delicada».

Pedro del Pozo, director de inversiones de la Mutualidad de la Abogacía, apunta en un informe a que la causa de las turbulencias está en una pérdida de confianza en los bancos «más que una crisis bancaria».

Cortesía: El Mundo

Ultimas Noticias