martes, abril 16, 2024
25 C
San Carlos

Junta birmana reconoce mortal ataque aéreo contra una aldea

La junta militar de Birmania reconoció el martes (11.04.2023) haber realizado un ataque aéreo contra una aldea del centro del país que dejó decenas de muertos según medios locales y que mereció una firme condena internacional.

Zaw Min Tun, portavoz de los militares golpistas, dijo que el ataque ejecutado en la zona de Sagaing fue contra una ceremonia de opositores armados y que si se produjeron víctimas civiles se debió a que muchas personas se vieron obligadas a ayudar a los «terroristas».

El vocero declaró al canal militar Myawaddy que el ataque del martes tenía por objeto restablecer la paz y la estabilidad en la región.

La junta no precisó cuántas personas murieron en el ataque militar.

Según los militares la acción se produjo durante la apertura de una oficina local de las Fuerzas de Defensa del Pueblo, los grupos armados antijunta que proliferaron por el país tras el golpe militar de 2021.

«Había una ceremonia para abrir la oficina (el martes) por la mañana, sobre las 8H00, en la aldea de Pazi Gyi. Atacamos el lugar», dijo el portavoz, tras afirmar que algunas víctimas eran combatientes antigolpistas en uniforme pero que «podía haber alguna gente con ropa de civil», y aseguró que parte de las muertes se debieron a «minas plantadas por las FDP en la zona».

Cifra de muertos es aún incierta

El Alto Comisario de Derechos Humanos de la ONU, Volter Turk, se dijo «horrorizado» por la acción, entre cuyas víctimas había escolares que estaban realizando bailes, así como otros civiles.

El balance del ataque ocurrido el martes por la mañana en el remoto distrito de Kanbalu, en la región de Sagaing, es todavía incierto.  El servicio birmano de la BBC, The Irrawaddy y Radio Free Asia informaron de al menos 50 muertos y decenas de heridos en este ataque contra la aldea de Pazi Gyi.

Un socorrista vinculado a las milicias antigolpe dijo a la AFP que el número de muertos podía llegar al centenar de personas, entre las que había mujeres y niños.

Birmania está desgarrada por un violento conflicto entre la junta militar y sus oponentes desde el golpe de Estado del 1 de febrero de 2021, que derrocó a la dirigente civil Aung San Suu Kyi.

El ejército birmano, que califica a los combatientes antigolpes de terroristas, ha enfrentado varias acusaciones de arrasar aldeas, asesinatos masivos y ataques aéreos contra civiles.

jc (afp, reuters)

Ultimas Noticias