martes, abril 16, 2024
36.5 C
San Carlos

«Las imágenes generadas con IA no son fotografias»

La imagen, en sepia, muestra a dos mujeres. La de mayor edad está detrás de una más joven, y pone una mano en su hombro. Con esta imagen, que parece una melancólica instantánea tomada en la década de 1940, el fotógrafo berlinés Boris Eldagsen ganó el Sony World Photography Award, uno de los premios de fotografía más importantes del mundo, en la sección «creatividad».

Pero no fue eso lo que volvió famoso a Eldagsen, prácticamente de la noche a la mañana, sino el haber rechazado el galardón. La fotografía que lleva el título de «Pseudomnesia: The Electrician», fue hecha con ayuda de la inteligencia artificial (AI), según dijo el propio autor.

En entrevista con DW, contó que la había presentado al concurso para desatar un debate sobre el papel de la inteligencia artificial en la fotografía. Y agregó que también quiso averiguar si los concursos fotográficos estaban preparados para las imágenes creadas por la inteligencia artificial. Su conclusión: «No lo están».

Los criterios del jurado

La Organización Mundial de Fotografía (WPO, por sus siglas en inglés), consultada por DW, confirmó que había conversado con Eldagsen sobre la forma en que se creó esa imagen, antes de que se diera a conocer que había sido premiado.

Eldagsen sostuvo que había puesto su foco creativo en la «exploración de las posibilidades creativas de generadores de inteligencia artificial», pero la imagen se basa «en gran medida en su amplio conocimiento fotográfico».

La WPO indica también en un escrito: «Tras nuestra correspondencia con Boris y las garantías presentadas, consideramos que su obra cumplía con los criterios de esa categoría». Sin embargo, dado que el fotógrafo decidió rechazar el premio, se lo excluyó «en consonancia con sus deseos».

La imagen presentada al concurso por Boris Eldagsen.

Otros jurados probablemente estén alertas cuando Eldagsen vuelva a presentarse a un concurso. Porque, al rechazar este galardón, se ha situado en el foco del debate en torno a la inteligencia artificial en la fotografía. Un recurso que él mismo utiliza.

«Lo que me gusta es que, por primera vez, los mayores están en ventaja en esta revolución técnica», dice. Y explica que ellos pueden aportar todo su conocimiento y experiencia sobre fotografía, trabajo de la imagen y composición. «La inteligencia artificial no sustituye al ser humano. Soy como el director de una película. Yo determino hacia dónde ir». Por eso, no lo ve como una amenaza a la creatividad, sino que dice sentirlo como una «liberación».

Amenaza para el fotoperiodismo

En opinión de Eldagsen, con el uso de la inteligencia artificial, el lenguaje fotográfico adquiere una vida propia que se desliga de la fotografía. «Es un error hablar de fotos de IA, porque eso sugiere que se trata de fotografía. Pero las imágenes generadas por medio de la IA no son fotografías», afirma.

Por eso, sugiere que quizás los concursos como el Sony World Photography Award deberían pensar en categorías más apropiadas.

Hace poco se había encendido el debate sobre imágenes generadas por la IA, cuando comenzaron a circular en internet unas del Papa Francisco con una casaca blanca acolchada y otra de la supuesta detención del expresidente Donald Trump.

Eldagsen piensa que esas fotos falsas son una seria amenaza para el fotoperiodismo. «Eso ofrece un enorme flanco para la desinformación, lo que hace vulnerable nuestra democracia», señala. No cree, sin embargo, que el futuro de la fotografía esté en peligro, pero sí que todo está abierto: «Pasarán muchas cosas. Y nos sorprenderemos mucho».

Ultimas Noticias