miércoles, abril 17, 2024
29.7 C
San Carlos

Alcalde de Tinaco desalojó a iglesia Maranatha y secuestró sus pertenencias

El pastor Víctor Medina relató que el 14 de enero del año pasado se presentó el alcalde de Tinaco, Juan Carlos Zamora, en el lugar de congregación de los miembros de la iglesia Maranatha, donde lo atendieron y brindaron información respecto al proyecto y las maquinarias que ahí se encontraban, e inclusive lo pusieron en contacto con voceros del Consejo Comunal.

También le manifestaron al burgomaestre que el proyecto ya no era viable para la población, debido a que llevaba 11 años sin funcionar y en ese tiempo se establecieron familias en los alrededores de las instalaciones.

Las labores del proyecto producen contaminación sónica, por el alto ruido de la pulverizadora y las partículas que desprende viajan en el aire, ocasionando dificultad respiratoria.

En ese entonces, el alcalde Juan Carlos Zamora manifestó que quería tomar las instalaciones porque eran de la Municipalidad (sin tener documentos que lo respalden) y que “no quedaba en sus manos”; les recomendó que hicieran una carta dirigida a la Cámara Municipal, solicitando las instalaciones e indicó que los ayudaría.

El Alcalde de Tinaco envió citación a la iglesia Maranatha para asistir al ayuntamiento, la cual aceptaron sus representantes y acudieron en tres oportunidades, pero Juan Carlos Zamora nunca les mostró ninguna documentación; siempre manifestó que el galpón era de la Municipalidad y que el proyecto y las maquinarias, eran de Fundazamora.

De hecho, en una oportunidad, específicamente el 4 de febrero del año pasado, la Presidenta de Fundazamora se presentó en las instalaciones junto al Alcalde y otras personas, luego de unas cuatro horas de espera en el lugar, dijo que le entregaba las maquinarias al Alcalde, a lo que “nosotros dijimos que en dónde está la documentación, lo cual nunca respondió ni mostró”; señaló el pastor Medina.

“Nosotros continuamos en el lugar, esperando una solución a la situación, hasta que el día martes 14 de junio de 2022, estando en las instalaciones en una actividad de oración por el país y las personas de la comunidad, como solíamos hacerlo en nuestras reuniones semanales los martes y jueves a las 6pm, dentro de las personas que asistieron al lugar, se encontraba la Directora de Mincomunas, que asistió con un miembro de la Iglesia, observó el lugar, buscó a la líder principal y le expresó que las maquinarias, pertenecían a Mincomunas”; continuó relatando.

Asimismo, recordó que una persona que estaba afuera y que les conocía, informó al Alcalde, quien se ofendió y escribió preguntando “por qué yo había permitido eso, que alguien fuera (a las instalaciones del galpón)”; a lo que el Pastor respondió que la Iglesia estaba abierta a toda persona sin distinción de raza, credo y partido político que deseara conocer a Dios y cambiar su vida, que así ha sido por años, que no entendía cuál era el problema.

Lo ocurrido ese día, tuvo como consecuencia que el alcalde Juan Carlos Zamora decidió colocar candados porque “el Gobierno le quería quitar las instalaciones que eran de él y no lo iba a permitir”; acción que ejecutó a pesar que “le dije que estaba afectando a personas, que estaban allí, nuestras pertenencias y así ha estado hasta el sol de hoy”; destacó el Pastor de la iglesia cristiana.

Los hechos acontecidos fueron denunciados por el Pastor y su equipo ante la Fiscalía y la Defensoría del Pueblo, también acudieron al Consejo Legislativo y a la Gobernación de Cojedes, pero al ser desestimados sus planteamientos solicitaron apoyo de los medios de comunicación para dar a conocer la situación de la iglesia Maranatha en Tinaco.

“Exigimos justicia, que se investigue, que nos respondan, cómo alguien va a tomar unas instalaciones que no le pertenecen cuando por siete años hemos estado allí. Nos desalojan, nos secuestran nuestros bienes y nadie responde. Es esa la forma de tratar a una Iglesia, a un colectivo de gente pacífica que sólo ayuda a las personas, y nadie hace nada”; subrayó Víctor Medina en nombre de los miembros de la Iglesia.

Desde el mes de junio del año pasado los miembros de la iglesia Maranatha se congregan afuera, frente a las instalaciones ubicadas en las inmediaciones del Samán de El Fraile, porque todas sus pertenencias (sillas, mesas, reverberos, toldos, utensilios de cocina y demás bienes) están allí adentro y ruegan a Dios que la Alcaldía sea responsable de sus pertenencias, ante el acto arbitrario que se cometió.

“Dios ha estado con nosotros, nuestros niños, jóvenes, adultos, ancianos y discapacitados, han llevado solo, agua cuando llueve, hemos estado expuestos allí, sentados en el piso; el Alcalde incluso pasa en su vehículo y nos ve, sin responder ni solucionar, no entendemos el trato y desprecio. Jamás hemos tenido inconvenientes con nadie”; precisó Medina.

“Pudimos trabajar con los alcaldes Francisco Ojeda, José Rivas y Julio Castro, y ninguno se metió con nosotros ni nos pusieron trabas, incluso para las jornadas en las comunidades, nos llegaron a prestar apoyo. La Clínica móvil de la Alcaldía en su momento, nos las facilitaron, para usarla nuestros médicos y atender las comunidades, totalmente gratis. Son más de 13 años que llevamos en nuestro pueblo, atendiendo todas las comunidades y llevando esperanzas”; expresó el Pastor.

La acción social y humanitaria de la iglesia Maranatha en Tinaco no se detiene, mientras esperan solución a la situación, continúan brindando desayuno, domingo tras domingo, a los niños que asisten, aunque lastimosamente los atienden en el piso; además siguen llevando comida al hospital “Dr. Eugenio Mariano González”, y atendiendo a la gente en las colas de la gasolina, entre otras actividades.

Reporta: Marbel Moreno

Ultimas Noticias