miércoles, mayo 22, 2024
23.5 C
San Carlos

¿Hay alguna bebida más hidratante que el agua?

Salud.-  ¿Hay alguna bebida más hidratante que el agua?, esta es una pregunta que los seres humanos nos hacemos en alguna ocasión y  la respuesta es no, aunque si hay otras bebidas con altos poderes medicinales e hidratantes.  

Aunque es cierto que la mejor bebida es el agua, las infusiones contienen a veces compuestos con potencial para reducir el riesgo de muchas patologías.

La bebida más hidratante es el agua. Y lo más parecido al agua en cuanto a poder de hidratación son las infusiones sin azúcar añadida. Pero hay que considerar de qué infusiones hablamos, cómo están preparadas y el estado de salud de la persona que las va a beber.

Las infusiones contienen a veces compuestos con potencial para reducir el riesgo de muchas patologías. Entre sus componentes pueden incluir diuréticos en bajas dosis. Sin embargo, dado que su ingrediente mayoritario es agua, presentan un alto poder de hidratación.

La bebida más hidratante es el agua de baja mineralización y así está representado en la pirámide de hidratación que lanzaron la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria y el Observatorio de la Nutrición y la Actividad Física. 

En la base de esa pirámide están las aguas con bajo contenido en sal, sean minerales, de manantial o del grifo. En la cúspide de la pirámide estarían los refrescos azucarados, cuyo consumo solo debe ser ocasional. 

Se deben consumir entre 2 a 2,5 litros de agua diarios

Lo que es muy importante, sobre todo en la época en la que estamos en el hemisferio norte, en la que hace calor o mucho calor, es que hay que garantizar un consumo  de 2 a 2,5 litros de agua diarios en la población adulta sana dependiendo del sexo. 

En la población infantil, los requerimientos son ligeramente menores. Solo existe la excepción de si se padece algún estado fisiopatológico que lo desaconseje, pero en ese caso, la persona profesional de la salud que le atiende ya le habrá advertido. 

Hidratación del organismo

Los requerimientos de hidratación se incrementan en caso de actividad física intensa, olas de calor, humedad extrema, fiebre, embarazo, lactancia, etc.

La hidratación del organismo se logra generalmente bebiendo líquidos y preferentemente agua, aunque también los alimentos que comemos la contienen. Sin embargo, solo el 20%-30% del agua debe proceder de alimentos sólidos, por ejemplo, la patilla, que podría ser un alimento de elección para completar la hidratación dado el alto contenido de agua en su composición (92%). 

Otros alimentos tienen muchísima menos cantidad de agua e incluso tienen otros componentes con el efecto contrario. Por eso y aunque se consuman alimentos con agua, es imprescindible además beber esos entre dos o dos litros y medio al día de agua con baja mineralización.

Evitar la gesta de bebidas con edulcorantes 

Las bebidas azucaradas no hidratan, solo quitan la sed por un momento y, al final, lo que consumes es una cantidad elevadísima de azúcar. Incluso, las organizaciones reguladoras desaconsejan las bebidas con edulcorantes hipocalóricos. Algunos estudios asocian su ingesta prolongada a una mayor incidencia de patologías crónicas tales como diabetes tipo 2. 

El último informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), publicado hace pocos días, desaconseja el uso de edulcorantes para el control del peso o para reducir el riesgo de enfermedades no transmisibles, responsables del 74 % de la mortalidad mundial. Y Nutriscore, el etiquetado frontal que clasifica a los alimentos por colores con el objetivo de facilitar a los consumidores una elección de alimentos más saludables, ha actualizado la clasificación de las bebidas con edulcorantes “cero” siguiendo las recomendaciones de la OMS.

En cuanto a la temperatura del agua, o de la bebida que consumas, también está relacionada indirectamente con la capacidad de hidratación. El agua fresca (14 o 16ºC), facilita la ingesta, lo que nos ayudaría a tomar más y, por tanto, hidratarnos mejor. La hidratación depende del volumen de líquido y la ingesta está determinada por la temperatura. Y en cuanto a si es más hidratante el agua con gas o el agua sin gas, la evidencia nos dice que es igual.

Ultimas Noticias