sábado, marzo 2, 2024
22.5 C
San Carlos

El deshielo precoz está acabando con los pingüinos emperador

Un grupo de científicos asegura que la supervivencia de los pingüinos emperador (Aptenodytes forsteri) podría encontrarse en grave peligro, luego de constatar una mortandad «catastrófica» entre los polluelos de varias colonias de la Antártida a consecuencia del deshielo precoz provocado por el cambio climático, según se detalla en un estudio publicado este jueves (24.08.2023) por la revista Nature Communications Earth & Environment.

De las cinco colonias observadas en la región del mar de Bellingshausen, en el oeste de la Antártida, cuatro sufrieron una pérdida «catastrófica» del 100% de las crías, que se ahogaron o murieron de frío cuando el hielo cedió bajo ellos, ya que aún no eran lo suficientemente maduras para afrontar las duras condiciones climáticas de la región.

«Se trata del primer gran fracaso de reproducción de los pingüinos emperador en varias colonias al mismo tiempo, debido al derretido del hielo marino, y probablemente es una señal de lo que nos espera en el futuro», declaró el principal autor del estudio, Peter Fretwell, investigador del British Antarctic Survey.

«Nosotros ya lo predijimos hace un tiempo, pero ver cómo se produce de facto es siniestro», lamentó.

Una especie frágil y amenazada por el deshielo

Durante la primavera austral del año pasado, el hielo marino antártico, que se forma por la congelación del agua salada del océano, había alcanzado tasas de derretimiento récord, antes de caer en febrero a su nivel más bajo desde que comenzaron las mediciones satelitales hace 45 años.

Ese deshielo precoz se produjo justo en medio de la época de reproducción de esa especie, ya de por sí compleja y frágil. Estas aves marinas empollan en el invierno, a partir de junio, cuando las temperaturas son más duras. Los huevos eclosionan en septiembre antes de la llegada de la primavera y las crías alcanzan su autonomía alrededor de enero-febrero.

PUBLICIDAD

https://c6f18727ce16f7bb3d6631f1f9eaf892.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-40/html/container.html

Un escenario que se repite en toda la Antártida

La población de pingüinos emperador estaba compuesta por unas 250.000 parejas reproductoras, todas en la Antártida, según un estudio de 2020. Las colonias del mar de Bellingshausen representan menos del 5% de ese total, pero «en el cómputo global, un 30% de todas las colonias se vieron afectadas por el deshielo el año pasado, por lo que habrá muchos polluelos que no sobrevivieron», advirtió Fretwell.

Un ritual afectado por el calentamiento global

Cada marzo, los adultos se lanzan a un periplo de hasta más de cien kilómetros para alcanzar los lugares de cría en el hielo, que son siempre los mismos. Las hembras ponen un único huevo y lo dejan al cuidado del macho mientras van a la búsqueda de comida, recorriendo incluso varios centenares de kilómetros. 

Los machos mantienen calientes los huevos, en equilibrio sobre sus patas y cubiertos con pliegues de piel que forman una bolsa incubadora. Todo ello, sin moverse ni comer, esperando que regresen las hembras.

Ese ritual inmutable, retratado en la película documental francesa «La Marche de l’empereur» («El viaje del emperador» en España y «La marcha de los pingüinos» en Hispanoamérica), sufre los efectos del calentamiento global.

En peligro de extinción

El pingüino emperador fue incluido recientemente como especie en peligro de extinción por la autoridad estadounidense de protección de la fauna.

Pese a su capacidad para buscar sitios alternativos para reproducirse, los récords de derretimiento desde 2016 amenazan con exceder sus capacidades de adaptación, creen los científicos. Más allá del peligro en que se encuentran sus lugares de reproducción, el pingüino emperador también sufre la acidificación de los océanos, otro efecto del calentamiento global, que amenaza a determinados crustáceos de los que se alimenta.

El British Antarctic Survey estima que, al ritmo actual del cambio climático, la práctica totalidad de esta especie podría haber desaparecido a finales de siglo. 

JU (afp, ap, Nature)

Ultimas Noticias