viernes, febrero 23, 2024
36.9 C
San Carlos

Luis Suárez reveló el sufrimiento que padece para jugar

Luis Suárez, la leyenda uruguaya del fútbol, reveló la realidad detrás de su rendimiento y el dolor que le acompaña día a día debido a una artrosis en la rodilla que le dificulta incluso jugar con su hijo.

En una entrevista con el programa 100% Deporte de la radio Sport 890 de Uruguay, confesó la intensidad de su lesión y el tratamiento que requería antes de cada partido, admitiendo que su cuerpo le estaba pidiendo un cambio.

“En la parte externa de la rodilla derecha tengo una hiperextensión que hace que no me quede la rodilla extendida. Eso me quedó de la cirugía que me hice en 2020 en Barcelona en enero. Llevaba 3 meses trabajando y justo vino la pandemia, nos mandaron a encerrar y en el último mes terminé trabajando en mi casa solo. No es lo mismo que yo haga cuádriceps o trabajos que venga un fisio y te extienda bien la rodilla”, relató en una entrevista con la radio Sport 890, de Uruguay.

“Lo que siento es un pinchazo constante. La suerte que tengo es que no se me hincha la rodilla. Si me generara liquido no podría ni moverla. A veces se me traba, llega un limite que no la puedo doblar. Después de los partidos es impresionante.

«El día antes del partido me tomo tres pastillas, una al otro día a la mañana, y horas antes de jugar me pincho un Voltaren (antinflamatorio y analgésico)”, comentó sobre su día a día. “No es solo la rodilla. A veces me duelen los tendones de abajo por el mal apoyo. La espalda muchas veces me molesta pero por la forma de caminar por la renguera. Todos los días son trabajos diferentes, depende el dolor que sienta”, agregó el histórico delantero de la selección de Uruguay.

Con respecto a la posibilidad de cambiar a una competencia de menor exigencia física, El pistolero consideró: “Yo tengo que analizar mi vida a futuro. Porque va a llegar un momento, en 5 o 10 años quiera jugar con mis amigos al padel o jugar un fútbol 5 y no pueda por la artrosis. Hay que pensar todo”.

Mirando hacia el futuro, Suárez expresó que se ha ganado el derecho de decidir qué es lo mejor para él y su familia. “El que habla es mi cuerpo y el dolor que siento en el día a día es mucho. Me he ganado el derecho a decidir, a decir basta y a disfrutar del lugar en el que me toque jugar y de mis hijos, que tuvieron pocas vacaciones en el último tiempo y se quedaron conmigo apoyándome. Necesito descansar, disfrutar de la familia y el destino sabrá a donde me tocará en un futuro. Si voy a un club es para ganar, sino me retiraría. Uno es cabeza dura. Quiere seguir disfrutando”

Ultimas Noticias