jueves, febrero 29, 2024
21.7 C
San Carlos

Bloomberg: Morgan Stanley ya no apuesta a que el dólar se recuperará en 2024

 Morgan Stanley, uno de los pocos alcistas del dólar que quedan, rebajó su perspectiva para la moneda estadounidense arguyendo la caída de los rendimientos de los bonos del Tesoro tras el giro acomodaticio de la Reserva Federal.

El banco cambió su perspectiva para el dólar de alcista a neutral, pero dijo que la estacionalidad y el posicionamiento en corto todavía podrían impulsar aún más las ganancias. El banco había estado apostando por un dólar más fuerte desde al menos mediados de noviembre y anteriormente pronosticaba que el índice Dollar Spot se fortalecería alrededor del 8% desde los niveles actuales en el segundo trimestre.

Los fondos de cobertura y bancos, incluido Goldman Sachs Group (GS), se volvieron bajistas sobre el dólar en diciembre después de que el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, señalara un cambio de postura hacia una reducción de tasas de interés este año. Posteriormente, el índice del dólar cayó a un mínimo de cinco meses antes de subir en los primeros cuatro días de enero.

«Nuestra convicción sobre la fortaleza del dólar ha disminuido significativamente», escribieron los estrategas, entre ellos David Adams, en una nota publicada el 4 de enero. «La desaceleración de los datos de EEUU ha comprimido los diferenciales de crecimiento, las tasas de interés de EEUU han caído aún más en comparación con sus pares y los inversionistas parecen estar lejos de estar a la defensiva basándose en los rendimientos de las acciones».

Fidelity International, JPMorgan Chase & Co. y HSBC Holdings Plc se encontraban entre una minoría de administradores de dinero que fueron en contra del consenso en diciembre al advertir que el dólar sorprenderá con un fortalecimiento en 2024 a medida que la economía de EEUU obtenga mejores resultados. La mayoría de los analistas encuestados por Bloomberg espera que el dólar de debilite.

Morgan Stanley también cerró su recomendación comercial en corto entre el euro y el yen, y sugirió a los inversionistas que en su lugar adopten una posición corta entre el euro y el yen. El banco pronostica que el yen se fortalecerá a medida que bajen las tasas estadounidenses y que el euro caerá a medida que la economía de la eurozona continúe debilitándose.

«Las perspectivas más sombrías para el dólar no cambian los fundamentos de las otras monedas del G3», sostuvo Adams.

Ultimas Noticias