viernes, febrero 23, 2024
36.9 C
San Carlos

Pena de muerte en Japón a pirómano que provocó 36 muertes

Un tribunal de Japón condenó este jueves (25.01.2024) a muerte al autor de un incendio en 2019 en un prestigioso estudio de animación que dejó 36 muertos y 32 heridos graves, tras convertir «en un infierno» de llamas las instalaciones, guiado por su rencor hacia la empresa.

Shinji Aoba, de 45 años, que reconoció haber provocado el incendio en el complejo del estudio Kyoto Animation (también conocido como KyoAni) en la ciudad de Kioto (oeste), fue hallado culpable y condenado a la pena capital por un crimen «extremadamente grave y trágico», según el fallo dado en directo por la cadena pública NHK.

Los jueces de la sala del Tribunal de Distrito de Kioto a cargo del caso determinaron que no se han hallado signos de enfermedad mental ni de que Aoba se encontrara en un episodio de locura transitoria cuando cometió el ataque, determinándolo penalmente responsable, el mayor punto de discordia durante el juicio.

El condenado «cometió el delito por propia voluntad, por rencor hacia Kyoto Animation y no estuvo influido por delirios», según el dictamen, que también tacha de «cruel e inhumano» el «crimen de quemar personas».

Aoba entró en la sala en silla de ruedas, en la que quedó postrado por las graves secuelas del incendio, en el que casi muere quemado. Preguntado si quería decir algo, permaneció en silencio unos 10 segundos antes de contestar: «No tengo nada que decir», según la citada cadena estatal.

Una de la tragedias más mortíferas

El juicio en torno al incidente de KyoAni, una de las peores y más mortíferas tragedias de este tipo en la historia reciente de Japón, se ha seguido con gran expectación pública desde que comenzara en septiembre de 2023.

Para la lectura de la sentencia de este jueves, el tribunal recibió 409 solicitudes para ocupar uno de los 23 asientos disponibles.

Aoba irrumpió en el estudio el 18 de julio de 2019 al grito de: «Los voy a matar», vertió un líquido inflamable y le prendió fuego. La mayoría de los 36 fallecidos, con edades comprendidas entre los 20 y 30 años, quedaron atrapados en una escalera del edificio cuando intentaban escapar hacia la azotea, cuya puerta estaba cerrada.

«El miedo y el dolor de las víctimas que murieron en el estudio 1, que instantáneamente se convirtió en un infierno, y de los que murieron después, es indescriptible», recoge el fallo judicial.

La motivación del suceso habría sido la creencia de Aoba de que el estudio le había plagiado una novela que presentó en un concurso organizado por la empresa.

El día del incendio en la sede de Kyoto Animation solo había 70 de 170 trabajadores. El estudio es conocido en Japón y en el extranjero por producciones como las series «Lucky Star», «K-ON!!» o «Violet Evergarden».

mg (efe, afp)

Ultimas Noticias