domingo, febrero 25, 2024
22.8 C
San Carlos

Mark Zuckerberg construye un proyecto inmobiliario millonario en Hawái

– El fundador de Meta, Mark Zuckerberg y Priscilla Chan están construyendo en Hawái lo que parece ser un enorme complejo residencial que incluye instalaciones autosuficientes y un búnker

El secreto proyecto inmobiliario del creador de Facebook y su esposa se extiende a lo largo de más de 566 hectáreas que han sido cercadas para guardar la privacidad. El misterio de la obra es tal, que todos los empleados firman acuerdos de confidencialidad. Esto es lo que reveló una investigación.

El plan de Mark Zuckerberg y su esposa de mudarse a Hawái inició en agosto de 2014, cuando adquirieron los terrenos que conforman Koolau Ranch, en la isla de Kauai, según revela un reportaje de Wired. El CEO de Meta y Priscilla Chan están desarrollando un enorme complejo que, según documentos públicos citados por la revista de tecnología, será autosustentable y podrá generar su propia energía, garantizar el cultivo de alimentos y la seguridad de sus millonarios propietarios.

El misterio que ha rodeado la construcción hawaiana de Zuckerberg, la cual le pertenece a través de distintas sociedades de responsabilidad limitada, es tal que los empleados firman un acuerdo de confidencialidad y corren fuertes rumores de que ha habido despidos entre aquellos que llegan a hablar del proyecto o a subir una foto en redes sociales.

¿Cómo nació este proyecto de Mark Zuckerberg?

Todo comenzó con una masiva compra de tierras por parte de Mark Zuckerberg, el omnipotente presidente de Meta y anteriormente de Facebook, considerado el quinto hombre más rico del mundo con una fortuna estimada en 115 mil millones de euros, según Forbes. En 2014, Zuckerberg adquirió tierras en la isla hawaiana de Kauai por un valor de 156 millones de euros, marcando el primer paso aparente para la construcción de su residencia. Sin embargo, desde el principio, el proyecto generó controversias, principalmente debido a su impacto disruptivo en la vida diaria de una isla pequeña, conocida como «la isla jardín» por su abundante naturaleza y que ha sido escenario de películas como Parque Jurásico o Piratas del Caribe.

La isla, con una población de 73 mil habitantes, vive en gran medida del turismo y es considerada un paraíso. La comunidad, compuesta por nativos hawaianos, migrantes asiáticos y puertorriqueños, se conoce entre sí en esta isla donde, según cuentan, hasta 1973 solo existía un semáforo. La contratación de cientos de trabajadores para el proyecto de Zuckerberg, sujeto a estrictos acuerdos de confidencialidad, ha alimentado rumores y desconfianza en una comunidad tan cohesionada.

La revista Wired, reconocida por su cobertura de tecnología, logró acceder a los planos de un extenso recinto vinculado a Mark Zuckerberg. Aunque la información obtenida se basa en planos de documentos públicos, el proyecto se mantiene en secreto, sugiriendo que va más allá de la construcción de una simple residencia de verano.

De acuerdo con la publicación, Zuckerberg adquirió un vasto terreno de 566 hectáreas en la isla hawaiana de Kauai, que es aproximadamente 65 veces más grande que el Palacio de Buckingham o el Palacio de Versalles. La información obtenida revela planes para un lujoso complejo con un refugio subterráneo y una puerta aparentemente a prueba de explosiones.

¿Cómo es este complejo de búnkeres?

El complejo consta de más de una docena de edificios, incluyendo dos mansiones centrales con al menos 30 habitaciones y 30 baños, ascensores, oficinas, salas de conferencias y una cocina industrial. Otro edificio cercano a las mansiones alberga instalaciones como un gimnasio, sauna, jacuzzi, spa, piscina y cancha de tenis. En un bosque adyacente, se planea construir 11 casas en los árboles conectadas por puentes de cuerda.

El aspecto subterráneo del proyecto incluye un túnel que conecta las dos mansiones principales con un refugio subterráneo de casi 500 metros cuadrados, con espacio habitable, una sala de máquinas y una compuerta de escape. Este refugio contará con una puerta de metal rellena de hormigón, típica de búnkeres y refugios antiaéreos.

El costo total del proyecto es difícil de determinar, pero Wired estima que supera los 92 millones de euros, además de los 156 millones que Zuckerberg pagó por el terreno. Aunque se considera la mayor obra civil realizada en la isla, el proyecto no ha pasado por una evaluación pública.

Ante las críticas y demandas, Zuckerberg optó por convertirse en un benefactor importante para la isla, donando millones de euros a organizaciones benéficas y proyectos locales.

Ultimas Noticias