viernes, febrero 23, 2024
21.8 C
San Carlos

Fuerzas aéreas y terrestres de Israel atacan objetivos de Hamás en Gaza

 El Ejército de Israel destruyó infraestructura, decomisó armas y mató a milicianos del grupo islamista Hamás en la Franja de Gaza, en el marco de una ofensiva focalizada en el sur del enclave, mientras sigue creciendo el número de víctimas civiles entre los palestinos.


Las tropas israelíes «continúan eliminando a los terroristas y localizando armas y equipo militar en el corazón de Jan Yunis», la región más importante del sur del enclave y bastión de Hamás, indicó un portavoz del Ejército israelí.


«El equipo de bomberos de la brigada de comando dirigió un avión que eliminó a tres terroristas que se dedicaban a enterrar artefactos explosivos cerca de las fuerzas», mientras que las tropas terrestres destruyeron un depósito militar donde se encontraban numerosas municiones, armas y diversos medios tecnológicos y se enfrentaron cuerpo a cuerpo con los milicianos, añadió.


«En uno de los enfrentamientos, siete terroristas que dispararon lanzacohetes antitanque RPG contra los soldados fueron identificados dentro de un edificio y eliminados con proyectiles de tanque», abundó.


Esto ocurre al arrancar la 113 jornada de guerra y aumentará el número de muertos en Gaza, donde al menos 26.083 palestinos han perdido la vida, la mayoría niños y mujeres, y otros 64.487 han resultado heridos.


El hospital Al Amal de Jan Yunis, que ha estado asediado desde hace varios días por las fuerzas israelíes, «recibió tres muertos y nueve heridos durante las últimas horas como resultado de bombardeos de la ocupación contra las casas que rodean el hospital», denunció el servicio de emergencia Medialuna Roja.


La agencia oficial de noticias palestina, Wafa, reportó que «al menos dos civiles murieron hoy y otros resultaron heridos tras un ataque aéreo israelí dirigido a una casa en el barrio de Al Yeneina, en Rafah», una ciudad en el extremo sur del enclave que colinda con Egipto, y adonde se han desplazado cientos de miles de gazatíes, incluyendo de Jan Yunis.


El Ejército israelí dijo ayer que se encuentra realizando «operaciones precisas» en los principales hospitales de Jan Yunis, como el Naser y el Al Amal, argumentando que milicianos de Hamás están operando desde el interior.


El Ministerio de Sanidad de Gaza, controlado por Hamás, denuncia desde hace días que «la ocupación israelí asedia los hospitales de Jan Yunis, paralizándolos completamente mientras comete crímenes de genocidio e impide el movimiento de ambulancias».


Según la cartera, el hospital Naser -donde operan unos 150 miembros de personal médico que atienden a 350 pacientes- y el de Al Amal se encuentran «sin alimentos y sin seguridad», así como desprovistos de anestésicos o analgésicos.


La agencia humanitaria de la ONU, OCHA, dijo que el hospital Naser, que actualmente alberga a unos 18.000 desplazados, está funcionando «bajo mínimos, ya que está rodeado por el Ejército israelí y está experimentando intensos combates, por lo que ya no puede recibir pacientes ni suministros».


La guerra ha dejado 1,92 millones de desplazados en la Franja, el 85% de la población total, que viven una crisis humanitaria sin precedentes.


Bajo las lluvias y heladas del invierno, miles de familias con niños y ancianos viven en carpas plásticas a la intemperie, en medio del brote de epidemias y el colapso de los hospitales, además de la persistente escasez de agua potable, alimentos, medicinas y electricidad.


Estas condiciones podrían empeorar tras el anuncio de varios países de suspender el financiamiento de la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA), que gestiona la distribución de ayuda humanitaria y fue acusada por el gobierno israelí de tener entre su personal a quienes participaron en el ataque de Hamás contra Israel que detonó la guerra el 7 de octubre y que dejó unos 1.200 muertos y 250 rehenes.

EFE

Ultimas Noticias