36% de las escaleras mecánicas de la Línea 1 del Metro no funcionan

Caracas.- Escaleras mecánicas inoperativas y falta de personal en el Metro son algunos de los desafíos que deben superar a diario quienes viven con discapacidad motora en una metrópolis como Caracas, aun cuando la ley establece su derecho a la accesibilidad en el transporte y las vías públicas.

“Las personas con discapacidad motora no existimos en las horas pico del Metro”, asegura Fabiola Zérega, egresada de la Escuela de Artes de la Universidad Central de Venezuela.

Para Zérega no poder caminar no significa un impedimento para hacer actividades como la danza, que practica como integrante de la Compañía AM Danza de Habilidades Mixtas. Ensaya a las 5 de la tarde, pero debe salir a las 3:30 de su casa, ubicada en Chacao, para llegar a su destino en Bellas Artes. “Ingresar o salir del Metro es una pesadilla”, lamenta.

Asegura que las escaleras mecánicas de las estaciones que debe recorrer se encuentran inoperativas o en mantenimiento, desde principios de 2017.

Si recorren las 22 estaciones que conforman la Línea 1 del Metro de Caracas se identifican 151 escalinatas, de las cuales 54 están inoperantes, lo que significa que 36% de estas se dañaron. 

En las estaciones Altamira y Chacaíto no funcionan 5 de las 6 escaleras que permiten a los usuarios entrar y salir de las estaciones. Tampoco sirve una de las que moviliza a los usuarios al andén de trenes en la estación Chacaíto. 

En Plaza Sucre, Gato Negro, Capitolio, La Hoyada, Sabana Grande, Chacao, Miranda, Los Cortijos y Palo Verde 18  de las escalinatas están paralizadas, dos por cada estación; mientras que en el resto de la Línea 1 no funciona una por estación.

Estas limitaciones de accesibilidad a este sistema de transporte público vulneran los estándares internacionales sobre los derechos de las personas con discapacidad ratificados por el Estado venezolano en la Ley para Personas con Discapacidad, del 5 de enero de 2.007,  suscrita por el fallecido presidente Hugo Chávez el 29 de diciembre de 2.006.

La ley establece, en su artículo 41, que los terminales y estaciones de Metro, así como aeropuertos públicos y privados, tendrán accesibilidad, información y orientación para personas con movilidad reducida. También está establecido que se debe ofrecer el apoyo de personal preparado para adecuar su traslado.