Fuerza Empresarial: Rescataremos la imagen del comerciante de servidor y garante del desarrollo del país

Caracas, 24 de abril 2017.- El equipo de Fuerza Empresarial que aspira dirigir Consecomercio durante el periodo 2017-2019, es la opción que asegura estar a la altura del reto que se avecina, consientes que hay tareas pendientes que cumplir y emprender, para superar los obstáculos y contribuir con el desarrollo del país.

Así lo señaló la actual secretaria de Consecomercio María Carolina Uzcategui, fuerte candidata a presidir el organismo cúpula de los comerciantes y empresas de servicios en el periodo 2017-2019. Autoridades que serán designadas en el marco de la celebración de la XLVII Asamblea Anual a celebrarse el próximo 4 y 5 de mayo, en el Estado Nueva Esparta.

Expresó que el equipo que la va acompañarla en esta travesía, que se denominan “Fuerza Empresarial”, está conformado por empresarios, gremialistas comprometidos con el sector, para fortalecerlo,  que contribuya  al desarrollo del país.

Afirma que cree en el poder transformador de la sociedad que tiene la empresa privada, siempre y cuando tenga la orientación social y el sentido de pertenencia con su entorno,  que no es más que todo el país.

“Somos los mismos ciudadanos en funciones diferentes, cuando tomemos absoluta conciencia de eso, habremos hecho el cambio necesario y este espacio,  el gremial,  es desde el cual se debe promover, defender y representar esa toma de conciencia y yo quiero ser parte de esa transformación” Subrayó.

Uzcátegui se siente segura de emprender el reto de dirigir Consecomercio  por el rol que ha desempeñado como gremialista, además porque  conoce muy bien sus carencias,  inquietudes y sus grandes potencialidades, además de la realidad del país.

“Se cuáles son nuestras fortalezas y debilidades como gremio para estar a la altura del reto que se nos avecina y cuento con un equipo que no solo me complementa, sino que además siente, al igual que yo que aquí hay mucha tarea pendiente que cumplir”.

Sostiene que es preciso para Consecomercio la articulación con los agremiados y directores regionales, así como con los diferentes actores de la sociedad, como la iglesia, los gremios profesionales y los jóvenes.

“Debemos entender al comercio como la ventana directa de comunicación del sector privado en general con el usuario final y como tal, la necesidad de que el comercio articule un modelo que logre esa sinergia en la cual no se hable más de especuladores y especulados. Debemos recuperar la imagen del comerciante, que ha sido el principal señalado en esta «guerra económica», pero eso debemos hacerlo desde un espacio de visión compartida con el país”.

Entre sus metas está la de alinear objetivos con las Cámaras afiliadas para diseñar propuestas  de lo que debe ser el modelo  de Comercio en Venezuela  en los tiempos por venir, para ello se requiere involucrar a toda la base con propuestas y una revisión necesaria de todo el marco legal que compete al sector, desde el código de Comercio hasta muchas ordenanzas municipales.

“La gran orquesta que es Consecomercio -es el sector de mayor cobertura nacional, no existe pueblo o región en la que no haya al menos una pequeña asociación de comerciantes-, cuenta con músicos extraordinarios (nuestras cámaras), algunos con grandes instrumentos, otros con pequeños silbatos, pero carecemos de partitura, debemos alinearnos para articular acciones de todo tipo, en formación, asistencia al comerciante, responsabilidad social, etc, que permitan realmente que nuestro modelo de comercio tenga el efecto y el alcance que necesita Venezuela”.

Considera necesario para el organismo un directorio intersectorial semestral porque las cámaras sectoriales requieren de la atención de Consecomercio y en los estatutos contemplan la realización solo de dos directorios regionales al año. “Recordemos que el Consejo está compuesto casi de manera equitativa de cámaras regionales y sectoriales y ambas requieren atención”.

Finalmente, piensa que es necesario para Consecomercio afianzar las alianzas con sus homólogos internacionales. “En los tiempos por venir necesitaremos toda la ayuda, todos los aportes, realizar ruedas de negocios, atraer inversiones y para ello es indispensable recurrir a nuestra red internacional para facilitar de alguna manera ese proceso”. Concluyó.