Henry Ramos Allup: Así será el culillo del régimen que no nos permite pasar a Libertador para consignar documento

Caracas, 26 de abril 2017.- Durante dos horas el diputado Henry Ramos Allup en compañía de otros 17 diputados pertenecientes a la fracción de la Mesa de la Unidad Democrática se sentaron en la avenida Libertador frente al piquete de la Policía Nacional Bolivariana a esperar que el Defensor del Pueblo, Tarek William Saab, o algún ponderado de la institución llegara al lugar para que los parlamentarios consignaran un documento de notificación sobre el acuerdo aprobado ayer en la Asamblea Nacional.

Narró el parlamentario que él junto a un grupo de gente y diputados se concentraron en la avenida Libertador desde las 11 de la mañana y se encontraron con piquete de la Policía Nacional Bolivariana  que desde tempranas horas estaba entaponando el paso hacia el municipio Libertador. Destacó que durante todo ese tiempo ningún funcionario de la instancia garante del Poder Ciudadano se acercó para recibir el documento a entregar ni “dar la respuesta que deben dar al país”, con respecto a la destitución de los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia.

“Avanzamos un grupo de diputados para decirle al los funcionarios que nos dejaran pasar y consignar el acuerdo ayer aprobado en la Asamblea Nacional en la Defensoría del Pueblo, después de dos horas regresa el oficial de enlace y negociación y nos dice que ha recibido instrucciones de que ningún manifestante opositor puede marchar en el municipio Libertador, que ninguno puede avanzar hasta la Defensoría Del Pueblo porque ahí no hay nadie y que no iban a quitar el piquete, y que como reprimieron en otro lugares, no nos iban a dejar pasar de aquí”, explicó.

Ante la represión que tuvo lugar en otros puntos de concentración de la ciudad capitalina y en la autopista Francisco Fajardo, el dirigente opositor recalcó que ante la insistencia del gobierno nacional en sacar la fuerza pública y en reprimir a factores de la oposición –mientras simpatizantes del régimen pueden estar en las adyacencias de la Defensoría del pueblo sin ser agredidos-, “vamos a insistir porque es nuestro derecho constitucional y nadie nos lo va a quitar. Vamos a seguir insistiendo para buscar una salida a esta crisis que cada día es mayor y el gobierno se niega a solucionar”.

Aseveró Ramos Allup que Tarek William Saab es presidente pro tempore del Consejo Moral Republicano y “no es solamente él, sino que son tres y las decisiones deberían tomarse por unanimidad”. Por lo que denunció que la declaración que realizó el Defensor del Pueblo en la que señala que es improcedente la petición de la oposición venezolana para destituir a los magistrados de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, viola la Constitución.

“Él como presidente debería abrir el procedimiento sustancial de la denuncia que se está haciendo y después de sustanciarla es cuando debe pronunciarse. Los pronunciamientos de este manganzón son antes de que consignemos la solicitud  el sentencia, sin tener pruebas y sin escuchar la parte que está intentando la acción”, remató.

Para concluir, sentenció que el gobierno no va a lograr sacar a la oposición venezolana de su “actitud democrática y constitucional por más que reprima” y dijo que “Tarek William Saab como defensor del pueblo es un bochorno, es una vergüenza, es un asco. Ese individuo malviviente con pésimo historial como funcionario público defiende al gobierno pero no a los derechos humanos ni al pueblo”.