Nuestra Óptica / El chantaje no le funcionará a Maduro; escrito por Gerónimo Figueroa Figuera

Gerónimo Figueroa Figuera / CNP: 569

El chantaje de Nicolás Maduro a través de la canciller Delcy Rodríguez, de retirar a Venezuela de la OEA si en ese organismo se aprobaba algo sin su consentimiento no funcionó. El miércoles 26 de abril 19 países, incluyendo los mas grandes en extensión territorial y población, aprobaron convocar una reunión de cancilleres del organismo para tratar la crisis política, económica y social venezolana, pero especialmente para frenar la masacre contra inocentes por parte de paramilitares armados por el régimen de Nicolás en las manifestaciones pacíficas que reclaman, comida y medicinas, libertad y democracia.

La votación a favor para aprobar la reunión de cancilleres fue la siguiente: Argentina, Barbados, Bahamas, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Honduras, Guyana, Jamaica, Guatemala, México, Panamá, Paraguay, Perú, Santa Lucía y Uruguay. En contra votaron Venezuela, Ecuador Bolivia, Nicaragua, Surinam, Antigua y Bermuda, Saint Kitts adn Nevis, Santa Lucia, San Vicente y Las Granadinas y Haití. Por su parte Republica Dominicana, Belice, El Salvador y Trinidad y Tobago, se abstuvieron. Mientras que Grenada, como siempre a la hora de votar en estos casos estuvo ausente. Esta islita de  107.595 habitantes no le gusta meterse en esos peos.

La reacción inmediata de Nicolás fue tratar de jugarse a Rosalinda anunciando a través de Delcy que el jueves 28 sería entregada la carta para comenzar el retiro de nuestro país de la OEA. Haciéndole honor a la soberbia que lo caracteriza, a Nicolás no le quedó mas remedio que seguir quemando los cartuchos del chantaje y anunciar el retiro de Venezuela de la OEA. Sin embargo, la vaina no es tan fácil ni tan rápido como quisiera Nicolás. De acuerdo a las normas de la OEA se deben cumplir ciertos requisitos para que se produzca el retiro definitivo.

En ese sentido deben transcurrir 24 meses a partir del momento que el gobierno venezolano entregue la carta pidiendo la desincorporación, debe pagar la deuda por mas de ocho millones de dólares que tiene el régimen de Nicolás con las finanzas de ese organismo multilateral que por mas de seis años que ha estado como maula sin pagar mientras el resto de los países si lo hacen. Igualmente durante esos dos años que dura el proceso de divorcio, el régimen de Nicolás está obligado a aceptar y cumplir todas las resoluciones aprobadas por el Consejo Permanente de la OEA.

En ese mismo orden queremos destacar el voto de dos países que suponíamos votarían con el régimen de Nicolás. República Dominicana y El Salvador que siempre han votado a favor de lo que decía el régimen chavo-madurista, ayer se abstuvieron. Las abstenciones son consideradas como neutrales, pero en la práctica favorecen a las mayorías. En estos dos casos significa un paso atrás de lo que venían haciendo hasta los momentos, ya que estos gobiernos están presididos por políticos comunistoides. El presidente de El Salvador fue el máximo comandante del Frente guerrillero Farabundo Martí, y el de Republica Dominicana es del izquierdoso Partido de la Liberación Dominicana, fundada por el comunista Juan Bosh.

Ahora bien, pongamos todo en contexto, el 27 de marzo de este año el senador estadounidense, pero de origen cubano, Marcos Rubio, advirtió a Republica Dominicana, El Salvador y Haití, que para él como senador sería un poco cuesta arriba defender fondos en el senado norteamericano destinados a países de la región para defender la democracia. De los tres advertidos, Republica Dominicana y El Salvador pensando en los millones de dólares que les otorga el imperio para su funcionamiento, decidieron no votar a favor de Venezuela y se abstuvieron, mientas que Haití no le paró y votó alineado con el régimen de Nicolás.

Por su parte, Delcy Rodríguez tratando de darse ánimos, dijo que Cuba ha vivido mas de 50 años fuera de la OEA y estaba parada con dignidad. Lo que a lo mejor ignora la carrito chocón, es que la permanencia del régimen rojo del caribe fue respetado por un acuerdo firmado entre las potencias de EEUU y la Unión Soviética, en el marco de la guerra fría, para solventar el problema y regresar a su lugar de origen las cabezas de armas nucleares que los comunistas soviéticos habían introducido en las isla de Cuba con el consentimiento del asesino Fidel Castro, en estos momentos no hay guerra fría sino globalización. Amanecerá y veremos.