Papa Francisco rechazó la “autoridad opresiva” que favorece a la corrupción

El papa Francisco hizo un llamado este domingo a quienes ejercen una autoridad “opresiva” en el mundo, y destacó que a su juicio esta forma de regir “conlleva a la corrupción”.

“La autoridad es una ayuda, pero si se ejerce mal, se vuelve opresiva, no permite que la gente crezca y crea un clima de desconfianza y hostilidad, que lleva también a la corrupción”, condenó Jorge Bergoglio en su acostumbrado rezo del Ángelus dominical.

Criticó que el principal error de las autoridades sean civiles o eclesiásticas es el hecho “de exigir a las demás personas, incluso si son cosas justas”, a pesar que ellos no practican el bien.

Por tal razón, el Papa recomendó que la autoridad debe servir de “buen ejemplo para ayudar a los otros a practicar lo que es justo y debido, sosteniéndolos en las pruebas que se encuentran en el camino del bien”, reseña EFE.

También, aconsejó a los católicos que no busquen “títulos de honor, de autoridad o supremacía”.

“Personalmente me duele ver a personas que psicológicamente andan corriendo detrás de los honores”, añadió.

Finalmente, destacó la modestia como un valor esencial a tener en cuenta diariamente y criticó a quienes se consideran “superiores a los demás”.

SuNoticiero