Policía y GNB impidieron que marcha opositora llegara a sede de la Defensoría del Pueblo

Redacción Class.-

San Carlos, abril 26.- Este miércoles efectivos de la Guardia Nacional y policía estadal impidieron que la movilización prevista por la oposición, hasta la sede de la Defensoría del Pueblo en San Carlos, no llegara hasta  su meta.

En el lugar, la MUD, estudiantes y sociedad civil entregarían un documento, en cual  exigían la destitución de los magistrados de la sala constitucional, liberación de presos políticos y elecciones generales.

Un cordón de seguridad impidió el paso a los manifestantes que se concentraron en la avenida Bolívar, a la altura de la Clínica Nazaret. El padre capocho, vicario de los derechos humanos de la Diócesis de San Carlos, fue quien conversó con los militares para solicitarle que les permitieran continuar su recorrido.

Al lugar se presentó también el comandante de la ZODI, Viberto Quinteiro, quien propuso traer a la defensora hasta la concentración para que hicieran la entrega del documento. Sin embargo, el padre rechazó que se les violara el derecho al libre tránsito a estas personas que caminaban pacíficamente.

Minutos después se presentó Corina Lagos, defensora del pueblo, quien aclaró que la sede de la Defensoría se ha mantenido resguardada en vista de las agresiones que vienen sufriendo sus compañeros en otros estados. Comentó que se trasladó hasta la manifestación para escuchar al pueblo y evitar enfrentamientos.

Capocho, aseguró que cometieron un abuso, porque  tienen miedo de que el pueblo esté en la calle reclamando sus derechos.  Sostuvo que: “Ojala fueran así en los barrios y calles en horas de la noche. Mientras nosotros que somos pacíficos estamos rodeados por guardias nacionales”.

Finalmente, dijo que en vista de la situación  se regresaron hasta la plaza Miranda, donde conversaron con la defensora del pueblo y se reunieron con el Comandante de la Policía. Allí acordaron que una comisión de ocho abogados junto con su persona visitarán a los detenidos del 19 de Abril en San Carlos, para conocer sus condiciones y abogar por su pronta liberación.