Unión Europea defiende libertad de Testigos Jehová tras prohibición en Rusia

La Unión Europea (UE) defendió, a través de un comunicado, el derecho a la libertad de reunión de los Testigos de Jehová, tras la prohibición de Rusia de ejercer la práctica de ese culto.

«Los Testigos de Jehová, al igual que otros grupos religiosos, deben poder disfrutar pacíficamente de su libertad de reunión sin intromisión, tal y como garantiza la Constitución de Rusia y sus compromisos internacionales de Derechos Humanos», comunicó el Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE).

La agencia comunitaria reiteró su continua «promoción de la libertad de religión o creencia» como un derecho que puede ser ejercitado por «todo el mundo en todas partes», basado en los principios de «igualdad, no discriminación y universalidad», sentencia la nota.

El Tribunal Supremo de Rusia prohibió ayer las actividades de los Testigos de Jehová al considerarlos una organización extremista y ordenó la incautación de todas sus propiedades. De esta forma, a partir de ayer quedó suspendida «con efecto inmediato» la práctica de ese culto y ordenó disolver tanto el Centro de dirección de esta organización religiosa en Rusia como sus 395 filiales en todo el país.

El Supremo tomó esta decisión tras la demanda presentada por el Ministerio de Justicia, quien pidió a finales de marzo ilegalizar las actividades de los Testigos de Jehová en este país. «La organización religiosa testigos de Jehová muestra indicios de extremismo. Representa una amenaza para nuestros ciudadanos, el orden público y la seguridad de la sociedad», dijo Svetlana Borísova.