jueves, febrero 29, 2024
21 C
San Carlos

Científicos descubren en Egipto una especie de ballena extinguida

Internacional.- Un equipo científico ha descubierto en Egipto una nueva especie de ballena extinguida, «Tutcetus rayanensis», que habitó un antiguo mar hace unos 41 millones de años.

Esta nueva ballena es el basilosaurido más pequeño conocido hasta la fecha y uno de los registros más antiguos de esa familia en África. A pesar de su pequeño tamaño (2,5 metros), Tutcetus ha aportado datos sin precedentes sobre la historia vital, la filogenia y la paleobiogeografía de las primeras ballenas, según el equipo dirigido por investigadores egipcios.

Los «Basilosauridae«, un grupo de ballenas extinguidas, representan una etapa crucial en la evolución de estos animales en su transición de la tierra al mar, explica un comunicado del Centro de Paleontología de Vertebrados de la Universidad de Mansoura, en Egipto.

Desarrollaron características similares a las de los peces, como un cuerpo aerodinámico, una cola fuerte o una aleta caudal, y tenían las últimas extremidades traseras lo suficientemente visibles como para ser reconocidas como «patas»», que no se utilizaban para caminar, sino posiblemente para aparearse.

«Tutcetus rayanensis» se encontró en rocas del Eoceno medio. Su nombre se inspira tanto en la historia egipcia como en el lugar donde se halló.

El nombre del género, Tutcetus, combina «Tut» (en referencia al famoso faraón egipcio Tutankamón) y «cetus», ballena en griego, para destacar el pequeño tamaño del ejemplar y su condición de subadulto.

El nombre de la especie, rayanensis, hace referencia a la zona protegida de Wadi El-Rayan, en Fayum, donde se encontró el ejemplar, explica el comunicado.

Para Hesham Sallam, director del proyecto, «la evolución de las ballenas de animales terrestres a hermosas criaturas marinas encarna el maravilloso viaje aventurero de la vida».

«Tutcetus es un descubrimiento extraordinario que documenta una de las primeras fases de la transición a un estilo de vida totalmente acuático que tuvo lugar en ese viaje«.

El ejemplar consiste en un cráneo, mandíbulas, hueso hioides y la vértebra atlas de una ballena basilosaúrida subadulta de pequeño tamaño que está incrustada en un bloque de piedra caliza intensamente compactada.

Con una longitud estimada de 2,5 metros y una masa corporal de aproximadamente 187 kilogramos, Tutcetus es el basilosaúrido más pequeño conocido hasta la fecha, aseguran los investigadores. Los hallazgos se publican en Communications Biology.

Gracias al análisis detallado de sus dientes y huesos mediante tomografía computarizada, el equipo ha podido reconstruir el patrón de crecimiento y desarrollo de esta especie.

Los hallazgos demuestran, además, que los basilosaurios probablemente lograron una rápida expansión por el hemisferio sur, alcanzando altas latitudes a mediados del Eoceno.

Notitarde

Ultimas Noticias