Acusaciones recíprocas tras la muerte de la periodista Shireen Abu Akleh

Shireen Abu Akleh tenía 51 años de edad. La experimentada reportera de la estación de TV Al Jazeera recibió un impacto de bala el miércoles (11.05.2022) por la mañana en Yenín, una localidad considerada bastión de militantes palestinos, ubicada en la Cisjordania. La periodista reporteaba una redada de los militares israelíes en el lugar, llevaba un casco y un chaleco antibalas con un rótulo que la identificaba claramente como miembro de la prensa.

El gobierno israelí y las autoridades palestinas coinciden en que su muerte es una tragedia. Pero hasta ahí llegan las coincidencias. En los últimos días hubo fuertes acusaciones desde la parte palestina, y también de la central de Al Jazeera, en Catar, contra el gobierno de Israel. En una ceremonia funeraria realizada el jueves en Ramala, el presidente palestino, Mahmud Abbas, señaló: «Responsabilizamos plenamente a las autoridades de ocupación israelíes por su asesinato, y en este crimen no se podrá ocultar la verdad”.

El primer ministro israelí, Naftali Bennet, había rechazado semejantes acusaciones ya en la víspera: «Sobre la base de las primeras informaciones que tenemos, existe cierta probabilidad de que la periodista haya recibido una bala de palestinos armados. Para encontrar la verdad tiene que haber una verdadera investigación”.

No habrá investigación conjunta

La Autoridad Palestina, sin embargo, rechaza una investigación conjunta con funcionarios israelíes por «falta de confianza”. En cambio, se manifestó la intención de recurrir a la Corte Penal Internacional. Tampoco hay disposición a entregar a Israel la bala que mató a Shireen Abu Akleh para someterla a análisis forenses. Según informó el diario israelí Haaretz, la periodista fue a todas luces asesinada por una bala de 5,56 milímetros, lanzada de un fusil M16. El periódico agregó que tales armas son utilizadas tanto por el Ejército israelí como por combatientes palestinos.

Shireen Abu Akleh estaba acompañada por varios periodistas, y también el reportero del periódico palestino «Al-Quds», Ali Al-Samoudi, sufrió heridas de bala. Al-Samoudi plantea serias acusaciones contra el Ejército israelí y afirma que no había combatientes palestinos en las cercanías cuando la periodista fue baleada. «Queríamos filmar una operación del ejército israelí y de pronto nos dispararon, sin que previamente se nos pidiera abandonas el lugar o dejar de filmar”, dijo Al-Samoudi a Al Jazeera

Versiones contrapuestas

El Ejército israelí refuta esa versión. En una declaración publicada en Twitter, afirma que el operativo llevado a cabo en Yenín fue una misión antiterrorista, y que los soldados se vieron bajo nutrido fuego de palestinos armados. «El ejército israelí nunca apunta intencionalmente contra personas que no toman parte en combates. Respetamos la libertad de prensa y el derecho a la integridad física”, señaló.

El miércoles, pocas horas después de la muerte de la periodista, el Ministerio de Relaciones Exteriores israelí publicó un fragmento de un video que sugiere que la bala mortal fue disparada por palestinos. Ese Ministerio escribió en Twitter: «Existe un video hecho y difundido por los terroristas diciendo ‘le dieron a un soldado, yace en el suelo’. Pero, teniendo en cuenta que ningún soldado israelí resultó herido, es posible que sean ellos los que hirieron a la periodista”. Las embajadas israelíes tradujeron el tweet y también lo publicaron.

La ONG B’Tselem, crítica con el gobierno, examinó el video, y dice haber reconocido que muestra una escena demasiado alejada del lugar en que Shireen Abu Akleh recibió el impacto de bala.

Dror Sadot, de von B’Tselem, dijo a DW que la organización averiguó los datos GPS precisos del hombre armado y del lugar de los hechos. «Tenemos material de video de ambos lugares y podemos mostrar que no puede tratarse del mismo incidente”.

Eso, sin embargo, no explica quién disparó contra Shireen Abu Akleh. Hasta ahora no es posible aclararlo definitivamente, según indicó el Ejército israelí en una declaración publicada este viernes (13.05.2022). En ella se mencionan dos posibilidades: o bien palestinos armados la alcanzaron por error, cuando disparaban contra soldados israelíes, o militares israelíes la alcanzaron por error, cuando disparaban contra una persona armada en sus inmediaciones.

(ers/cp)