martes, octubre 4, 2022
23.1 C
San Carlos

25° Aniversario de la Organización de Periodistas Iberoamericanos

Esta semana tuvimos el honor de conducir y ser galardonado como Joven personalidad Iberoamericana del año en la gala del vigésimo quinto aniversario de la Organización de Periodistas Iberoamericanos (OPI) en el Ateneo de Madrid, un local extraordinario, bastión histórico para el debate, la discusión abierta y la expansión de «las luces», la defensa de la libertad de pensamiento y de su expresión a través de la libre discusión, donde ratificamos nuestro compromiso por la democracia, la libertad de expresión, el fortalecimiento de la Comunidad Iberoamericana y la educación como el arma más eficaz para la construcción de la paz.

Quiero expresar mi gratitud a la Organización de Periodistas Iberoamericanos, a su presidente Don Álvaro Martínez y al Ateneo de Madrid por una gala memorable donde se otorgó el reconocimiento Personalidad Iberoamericana 2022 a destacadas personalidades de la comunidad iberoamericana como el maestro Plácido Domingo, el Dr. René Sotelo, Sammy Sosa, Dr. Enrique Peña, Dr Cayetano Nuñez, entre otros, que han demostrado una trayectoria excepcional y un compromiso inquebrantable con construir una mejor sociedad.

Este tipo de iniciativas fortalece los esfuerzos de integración y cooperación internacional en Iberoamérica, una región con características únicas y excepcionales, que hunde sus raíces en siglos de historia común, con una cosmovisión compartida, una filosofía común, donde la Península Ibérica juega un papel fundamental al ser sin lugar a dudas un factor aglutinante de nuestra Comunidad Iberoamericana; una comunidad de 22 naciones unidas por profundos vínculos de hermandad y solidaridad que trasciende lo económico y lo político, y que se arraigan en una identidad que debemos fortalecer, y que debe sin duda, compenetrarse, acercarse, fraternizarse y usar espacios plurales e inclusivos de diálogo, discusión y construcción de consensos como este para determinar el camino a seguir.

El caldeado sistema internacional de hoy sigue afrontando contratiempos y tensiones que amenazan la endeble estabilidad del periodo prepandémico y pandémico; en estos momentos los focos de inestabilidad y conflicto son probablemente más que aquellos que el sistema tiene capacidad de manejar y sofocar. La historia bien ya ha demostrado que los periodos de metamorfosis como el actual son peligrosos y están llenos de incertidumbre. La erosión de nuestras democracias a nivel mundial; la polarización política, las fake news, y en general la gestación de cambios fundamentales para el presente y el futuro, hacen de iniciativas como esta no sólo una prioridad sino un imperativo.

El reciente informe Be Seen Be Heard Global Youth Report, arroja datos cruciales sobre esta realidad y en particular el papel de los jóvenes; 76% de los menores de 30 años piensa que los políticos no escuchan a los jóvenes; 8 de cada 10 personas piensan que los sistemas políticos actuales necesitan reformas drásticas para estar preparados para el futuro; 69% de las personas piensa que son necesarias más oportunidades para que los jóvenes tengan voz en el desarrollo de políticas mejoraría los sistemas políticos. Así pues, es imperante que el mundo escuche a los jóvenes y permita nuestra participación activa en la formulación de soluciones y los procesos de toma de decisiones políticas; agradezco profundamente a la Organización de Periodistas Iberoamericanos por siempre apostar por la juventud como un vector de cambio y desarrollo.

La inclusión de los jóvenes iberoamericanos, y del mundo entero, en todos los procesos y mecanismos de la sociedad, en lo político, económico, social y cultural es un imperativo ineludible para la construcción de un “nosotros” universal con un proyecto común basado en la dignidad de la persona humana. La libertad de expresión, el multilateralismo, el diálogo, al encuentro de culturas, son catalizadores clave de esta transformación y el camino para salvaguardar la dignidad humana.

La Unión Europea, donde España juega un rol fundamental, representa quizás el proyecto político más ambicioso de la historia. Es sin lugar a dudas un verdadero arquetipo de integración para nuestra región, el gran paradigma de convivencia política, cuya razón de ser reside en la necesidad de la unirnos para ser más fuertes, más fraternos, más prósperos, más cercanos, en definitiva, más humanos; sus pilares: pleno respeto a los Derechos Humanos, al Estado de Derecho, la Democracia y la Ecología, es decir a la dignidad del ser humano y su promoción a escala global. Son ya más de 70 años de historia de integración que Europa ha escrito y que pese a las adversidades sigue madurando y perfeccionado.

La integración es una apuesta segura para nuestra comunidad iberoamericana, una hermosa idea en la que han creído personajes tan ilustres como Bolívar, Martí, Sucre, Uslar Pietri, entre otros. Creamos en Iberoamérica como el bastión del futuro y desde cada una de nuestras tribunas construyamos un mejor mañana.

[email protected]

Ultimas Noticias